“JUGANDO A BAILAR” conjuga el arte y el deporte

4C_¡Alegría!_11_1,p01

La noche del lunes Roberto Ángel Salcedo estrenó su más reciente comedia infantil. Una película que tiene un valor muy especial para el conductor de la pasada edición de los Premios Soberano, ya que ésta no solo cuenta con el apoyo de actores que lo han respaldado en otros rodajes, sino que posee además las actuaciones de sus tres tesoros más preciados; sus hijas Miranda, Sofía y Ximena.
La premier, la cual contó con la presencia del ‘crew’ de la película, invitados especiales y la asistencia de la prensa, se llevó a cabo en las instalaciones del Palacio del Cine de Sambil. Pero, no será hasta el día de mañana que la cinta se exhiba abiertamente al público en las principales salas de cine del país.
“Jugando a bailar” narra la historia de dos grupos infantiles de diferentes estratos sociales que promueven el deporte y el arte.
La primera disciplina está compuesta por un grupo de niños que entrena con el fin de ganar un campeonato de béisbol, torneo que se ve afectado por trampas realizadas por los managers de ambos bandos. Además, la historia relata las estrategias que utiliza una escuela de ballet en quiebra que está a punto de cerrar sus puertas.
“La interacción de más de 80 niños junto a nuestro elenco de adultos dará un buen resultado en la pantalla, y las familias disfrutarán de una divertida historia que envuelve el arte y el deporte”, expresó Roberto Ángel sobre el filme que dirige.

Reparto. El elenco de la cinta cuenta con las actuaciones de Fausto Mata (Felito), Manolo Ozuna (Monegro), Caroline Aquino (Patricia), Albert Mena (Alberto), Francisco Sanchís (Don Ricky), Freddyn Beras (Bobby), Lorraine Díaz (Vanessa), Aquiles Correa (Colmadero), Kenny Grullón (Mayor), Eduardo Santos y Franklin Mirabal, entre otras figuras destacadas.

Novedades. La aparición del ex jugador de Grandes Ligas Luis Polonia causa sorpresa entre los espectadores, al igual que la apasionada narración realizada por el locutor deportivo Franklin Mirabal, quien con su original modo de relatar le imprime un sello muy particular a la cinta.
Por otro lado, la comedia muestra un conjunto de situaciones muy típicas en su universo, sin embargo, algunas de estas al parecer fueron tratadas al ojo por ciento; obviando el hilo lógico que le permite al espectador fidelizarse con la historia. El principio de que los conflictos pequeños bien manejados mueven los grandes conflictos no cumplió las exigencias requeridas por el celuloide, independientemente del género a tratarse.


COMENTARIOS