La burbuja del Bitcóin sigue inflándose

Ramón Nuñez Ramírez

A finales de junio del pasado año el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, en su participación en una actividad de la Cámara Británica de Comercio, y esa misma semana en un comunicado publicado en varios medios escritos, advirtió de los riesgos que corren los ciudadanos y agentes económicos al utilizar como medio de pago las monedas virtuales como el Bitcóin, Litecoin y Ethereum, ahora que el valor del Bitcóin está subiendo aceleradamente en relación al dólar es cuando comienza la burbuja a recibir las primeras tensiones que la llevaran inevitablemente a su estallido y con ello llevarse el dinero de muchos incautos.
Las burbujas financieras se originan cuando los inversores, expertos e inexpertos, creen que el precio de un determinado activo va a subir, lo adquieren, se produce un ciclo de aumento de la demanda por el activo, aumento del precio del objeto de especulación hasta que llega un momento que es insostenible, se revienta la burbuja y el activo se desploma de precio.
En la historia de la humanidad se han producido burbujas financieras, algunas inverosímiles, como fue el caso de los tulipanes en Holanda, donde el precio de un tupilán costaba diez veces el salario anual de un trabajador y se llegaron a vender mansiones para adquirir los tulipanes. El estallido de esa burbuja le costó a Holanda 15 años de recesión. Pero hay historias recientes de estallidos de burbujas memorables y costosas para la economía real como la que originó la gran depresión en los EU y el resto del mundo en 1929, la de las empresas ligadas a Internet, la burbuja de las punto.com, hasta finalmente la burbuja inmobiliaria que fue el detonante de la crisis financiera mundial del 2008-2009.
¿Qué es el Bitcoin?
Es una moneda virtual e intangible (se atribuye su creación en 2009 a una persona cuyo seudónimo era Satoshi Nakamoto) con la finalidad de hacer transacciones en la red a través de los intercambios P2P (Peer to peer o punto por punto), se desconoce quiénes manejan esas redes, su valor fluctúa en función de la oferta y la demanda, incluso se cataloga como la moneda, si se le puede llamar así, más inestable del mercado de divisas, su valor ha ido en aumento de manera meteórica
Para operar con Bitcoin solo es necesario descargar algunas de las aplicaciones disponibles, hay varias alternativas en computadoras de escritorio o teléfonos celulares y con ellas crear tu wallet (monedero) de Bitcoins mediante una clave y entonces puede comprar esa moneda virtual y pagar en los establecimientos donde la reciben o simplemente venderla, por cierto es un mecanismo ideal para el lavado de activos.
En el país hay muchas personas adquiriendo esta moneda virtual, incluso hay un sitio web, “BitcoinRD.com.do” en donde puede adquirir el monedero y existen cajeros en varios establecimientos donde venden este activo virtual
Para tener una idea de cómo se ha gestado esa burbuja y de la volatilidad del Bitcoin es bueno recordar que en 2010 un Bitcoin apenas valía US$0.39 (menos de un dólar), en los últimos dos años ha crecido de forma exponencial y así al 8 de enero de 2017 un Bitcoin valía US$908.00, mientras el 8 de enero de este año llegó a US$ 14,768.80, sin embargo el día anterior se cotizaba a US$16,437.17. Es decir en un día perdió 10.14%.
Con ese aumento vertiginoso del precio algunos inversionistas se han hecho ricos y eso está estimulando a que especuladores, empresas fantasmas y los propios “mineros”, los emisores o productores de Bitcoin, estén contribuyendo a que la burbuja siga aumentando de tamaño.
La burbuja Bitcoin va a estallar y con ello van a perderse grandes y pequeñas fortunas de incautos aunque otros, como los especuladores profesionales y los “mineros”, saldrán del mercado con abundante beneficios vendiendo antes del estallido.


COMENTARIOS