La caída del dólar, el temor de Trump

Melvin Matthews

La razón por la cual el presidente Donald Trump adoptó la inusual decisión diplomática de llamar a consultas a sus embajadores en República Dominicana, Panamá y El Salvador, países soberanos que rompieron vínculos con Taiwán y reconocen a la República Popular de China, hay que buscarla en la guerra que libra el dólar estadounidense contra el yuan, definida como la verdadera contienda del Siglo XXI.
Cuando Christine Lagarde, la directora del FMI, anunció en abril que “el renmimbi, o yuan, será considerado por la comunidad internacional como una moneda internacional de libre uso, y se unirá a la cesta de los Derechos Especiales de Giro (DEG) junto al dólar de Estados Unidos, el euro, el yen japonés y la libra esterlina”, ella revelaba también el enorme paso dado por China en la economía mundial, y admitía que la comunidad financiera aceptó “al yuan como un premio a las decisiones del gobierno” del presidente Xi Jing pin.
Esas cuatro monedas, junto al yuan, son las únicas con las que el FMI realiza sus operaciones. Con ellas se depositan las reservas mundiales; así, ahora el yuan servirá para rescatar países, dar préstamos internacionales y financiar a la banca.El yuan ya empezó a ganar influencia en la Bolsa de Valores. Este es el poder de estas cinco monedas: el dólar americano tiene el peso mayor con el 41.73% de la cartera; sigue el Euro con el 30.93%; en tercer lugar, se ubica el recién ingresado yuan con el 10.92%; el yen japonés y la libra esterlina ocupan el cuarto y quinto lugares con 8.33% y 8:09%, respectivamente.
Gobiernos y empresas pueden negociar directamente con China y mantener reservas de divisas en yuanes. La caída del dólar es el temor de Estados Unidos.


COMENTARIOS