La contaminación de las ciudades chinas cae un 10 % en 2015, según Greenpeace

contaminación-en-China2-574x356

Pekín. La contaminación atmosférica de las ciudades chinas bajó un 10,3 % de media en 2015 respecto al año anterior, aunque ocho de cada diez urbes incumplieron los estándares de calidad del aire, según un estudio presentado hoy por la organización ecologista Greenpeace.

A pesar de que la polución se mantiene como un riesgo para la salud, el gigante asiático está experimentando una “continuada tendencia positiva”, dijo el responsable de clima y energía de Greenpeace en Asia Oriental, Dong Liansai, en un comunicado.   En Pekín, que se situó como la 27ª ciudad china más contaminada en 2015, la contaminación descendió un 3,3 % y también bajó en otras grandes urbes como Shenzhen o Cantón, con caídas de un 7,8 % y un 18,4 % respectivamente, mientras que en Shanghái subió un 3,14 %.   Kashgar, en el extremo noroeste de China, fue la ciudad más contaminada el año pasado, según los datos recabados por la organización ecologista.

El trabajo de Greenpeace se basó en estadísticas oficiales para analizar los datos de contaminación de 366 ciudades chinas medida en la concentración promedia en el aire de partículas sólidas PM2,5 (las más pequeñas y dañinas para la salud).   La contaminación media de PM2,5 en esas 366 ciudades chinas se situó en 50,2 microgramos por metro cúbico, superior al Estándar Nacional de Calidad del Aire, que sitúa el límite de lo saludable en 35 microgramos por metro cúbico.

En un 80,1 % de los núcleos urbanos estudiados la contaminación rebasó el nivel considerado saludable por las autoridades.   En todo caso, Greenpeace comparó los datos de 2015 y 2014 de 189 ciudades y concluyó que en 171 de ellas (un 90,5 % del total) se produjo un alivio en la contaminación atmosférica.

“A pesar de las chocantes alertas rojas de Pekín de este invierno, los datos de 2015 claramente muestran una continuada tendencia positiva en Pekín y en todo el país. Sin embargo, la calidad del aire aún es un peligro para la salud a lo largo de China”, señaló Dong.


COMENTARIOS