La dimisión de un ministro golpea a Cameron antes del referéndum sobre la UE

david-cameron_98001764_536212_640x360

Londres. La dimisión del ministro euroescéptico Iain Duncan Smith ha puesto de manifiesto las grietas en el Gobierno del primer ministro británico, el conservador David Cameron, a tres meses del referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea (UE) del 23 de junio.

Horas después de la renuncia de Duncan Smith, declarado enemigo de la integración en Europa desde la época del Tratado de Maastricht, a principios de los 90, Cameron nombró hoy como nuevo titular de Trabajo y Pensiones al hasta ahora ministro para Gales, Stephen Crabb, público defensor de la permanencia en la UE.

El ministro dimitido ha justificado su decisión por su desacuerdo con los “indefendibles” recortes en las ayudas a las personas discapacitadas que anunció el Gobierno esta semana, si bien su decisión se ha interpretado como un movimiento político de mayor alcance.   Su renuncia añade un nuevo capítulo a una larga disputa personal con el ministro de Economía, George Osborne, que en 2013 llegó a decir que Duncan Smith no era lo suficientemente “inteligente” para llevar a cabo las reformas que se proponía y que en el presupuesto de 2015 retiró parte de los fondos de su ministerio.

El paso de Duncan Smith añade combustible a las duras críticas que ha recibido Osborne ante los recortes sociales que anunció el pasado miércoles y puede suponer un contratiempo de cara a sus aspiraciones para suceder a Cameron al frente del Partido Conservador al término de esta legislatura, en 2020.

Al mismo tiempo, el desgaste de Osborne puede beneficiar al alcalde de Londres, Boris Johnson, la cara más visible del ala euroescéptica de los “tories” y otro de los nombres que se barajan para liderar la formación tras la marcha de Cameron, que ya ha anunciado que no optará a un tercer mandato como primer ministro.


COMENTARIOS