La economía creció menos de lo esperado

30_10_2017 HOY_LUNES_301017_ Opinión13 A

El crecimiento del PIB se situó en 5.1% en agosto y 4% acumulado en los primeros ocho meses del año. Los datos fueron entregados por el licenciado Héctor Valdéz Albizu, en el marco del Septuagésimo Aniversario del Banco Central. El producto desaceleró respecto a lo esperado y experiencia en los últimos cuatro años. Importa saber porqué. Los países ricos están acostumbrados a vivir con un crecimiento bajo, nosotros no, como tampoco los demás países en desarrollo, que en común tenemos la necesidad de crear plazas de trabajo para reducir o por lo menos mantener sin cambio la tasa de desempleo. Para la respuesta es necesario descomponer los números.
Con las estadísticas publicadas calculo que no fue por el sector externo. Un menor consumo e inversión fue lo que ralentizó el crecimiento del PIB. El Gobierno redujo el gasto de inversión y el total. Prefirió sobre ajustar la política fiscal, lo que impactó negativamente en el gasto de familias y empresas, que tenían asimilado un mayor déficit fiscal, el establecido en el presupuesto.
La respuesta fue reducción de la demanda de crédito privado, en el semestre creció 3.7%, muy por debajo de lo esperado. Probablemente para no molestar el lado oficial, la banca comercial lo atribuyó a la inexistencia de suficiente demanda de financiación o, al menos, fueron insuficientes las garantías mínimas de solvencia.
Está demostrado que existe una relación directa entre aumento del crédito privado y crecimiento del PIB. Y que la economía evoluciona mediante espirales alcistas o bajistas de crédito. Razón por la que, para estimular el crédito privado y la actividad económica, en julio el Banco Central redujo su tasa de política monetaria en 50 puntos básicos y el coeficiente de encaje legal en 2.2 puntos porcentuales. Liberando RD$23,536.9 millones que los bancos han estado prestando al sector privado.
Las estadísticas demuestran que las medidas monetarias están dando resultados, la demanda de crédito aumentó en RD$18,841 millones desde julio al 20 de octubre. Las autoridades esperan que termine creciendo a una tasa interanual de 12%. Lo que está dentro de la realidad. Porque además de los efectos esperados de las medidas adicionales del pasado jueves, como las anteriores para impulsar el crédito y la economía, la reducción de las tasas de interés ha propiciado una importante transferencia de rentas desde el sector bancario a las familias y empresas. El efecto riqueza que se ha derivado, es la base en que se apoya la dinámica observada en el aumento de las solicitudes de crédito en la banca comercial.
Si la demanda de crédito privado cierra alrededor de su tendencia, y tomando en cuenta, según los datos a junio, que la caída del crédito a una tercera parte de su tendencia, indujo a una reducción del crecimiento del PIB en tres puntos cuatro décimas, respecto a lo que sucedió en los mismos meses de 2016, la economía acelerará para terminar con un crecimiento acumulado sobre 5%. Se necesita para crear plazas netas de trabajo.
En conclusión. Como de manera independiente la banca comercial no iba a acelerar el crédito privado, las medidas del Banco Central fueron necesarias para que el crecimiento del PIB de este año no sea inferior a lo esperado.


COMENTARIOS