La electricidad, un peligro controlado

Las instalaciones eléctricas deben ser construidos, instalados y conservados por una persona competente.

La electricidad mueve al mundo y nos ha permitido desarrollar tecnologías, basada en este tipo de energía, que nos permiten una calidad de vida que antes solo imaginábamos. Por su naturaleza la electricidad es peligrosa, sin embargo estamos rodeados de ella sin que nos encontremos en riesgo de electrocutarnos. Su uso es seguro, hemos logrado controlar el riesgo laboral con medidas como las establecidas en el Reglamento sobre Seguridad y Salud en el Trabajo que destacamos a continuación.
Todos los equipos e instalaciones eléctricas deberán ser construidos, instalados y conservados por una persona competente, y utilizados de forma que se prevenga todo peligro. Antes de iniciar obras de construcción como durante su ejecución deberán tomarse medidas adecuadas para cerciorarse de la existencia de algún cable o aparato eléctrico bajo tensión en las obras o encima o por debajo de ellas y prevenir todo riesgo que su existencia pudiera entrañar para los trabajadores.

En instalaciones que habitualmente están en tensión, deberán estar localizadas y señalizadas claramente, indicando el nivel de voltaje o tensión existente y se adoptarán las siguientes medidas:
Alejar las partes activas de la instalación a distancia suficiente de las personas para evitar contactos fortuitos.
Recubrir las partes activas con aislamientos apropiados.
Interponer obstáculos que impidan todo contacto accidental con las partes activas de la instalación.
Confinar las partes en tensión en armarios protectores.
Los cables y equipos deben contar con un doble aislamiento que eviten el paso de la corriente a los usuarios y tener una puesta a tierra en caso fallo o de una descarga no controlada.

Cuando se realicen trabajos eléctricos se debe evitar el contacto con líquidos combustibles y vapores inflamables. Si las condiciones del clima no son adecuadas se deben detener los trabajos. En caso de tormenta eléctrica el personal debe buscar refugio en zonas, previamente identificadas, donde el trabajador no se exponga directamente a una descarga.


COMENTARIOS