La enérgica respuesta del Presidente

En un tono enérgico, tajante y categórico, el presidente Danilo Medina Sánchez rechazó que su campaña electoral haya sido financiada por la multinacional brasileña Odebrecht, vinculada al mayor escándalo de corrupción en toda la historia del continente.
¨Hay gente que quisiera verme nadar en el lodo¨, sentenció de manera indignado el mandatario criollo, una justificada reacción ante las manipulaciones, acusaciones y amenazas temerarias como la de que sería interpelado o sometido a un juicio político en el Congreso Nacional.

Esto último ha sido rechazado por el Conep a través de uno de sus principales voceros el joven dirigente empresarial Rafael Paz y el propio vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia, Servio Tulio Castaño Guzmán, quien observó que la figura del Presidente tiene que ser tratada con mucho cuidado.

También el Colegio Dominicano de Abogados, personalidades políticas e independientes que han calificado la propuesta como una locura o disparate, lo cual evidencia que una parte importante de los llamados sectores fácticos del país están conscientes de lo peligroso que sería provocar una situación de ingobernabilidad a consecuencia de la impaciencia y la prisa de grupos que con derecho y legitimidad reclaman el cese de la impunidad.

El presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, acudió a la Procuraduría General de la República respondiendo a una citación en tal sentido, lo que evidencia al parecer que no habrá vaca sagrada en el escándalo Odebrecht, por cuanto no hay que desesperarse porque todo a su tiempo llegará. En transparencia y controles administrativos para contrarrestar la corrupción, el Gobierno que encabeza Danilo Medina ha superado con creces a los regímenes que le antecedieron, realidad que tiene que ser aceptada si actuamos con objetividad. Que todavía se producen desviaciones y vicios en la calidad del gasto y otras fallas en ese sentido, ahí es donde se debe trabajar en aras de corregirlos.


COMENTARIOS