La Gran Mawon, parte de los relevos de un género que cobra fuerza en el país

Parte de los integrantes de La Gran Mawon. El grupo tiene un repertorio versátil y bailable.

Los chicos de La Gran Mawon son parte de las más de treinta bandas de música alternativa que existen en el país. Este ritmo, al cual afirman no se le ha definido un nombre, a diferencia de géneros populares como la bachata y el merengue cuanta con un grupo de sangre nueva que están dispuesto a ganarse el espacio que se merece.
El grupo, compuesto por once integrantes, lleva siete años creando y fusionando diversos ritmos con base de música afrocaribeña y mostrará lo mejor de su repertorio el 15 de junio en la cuarta edición del festival “Fuego Caribe”, evento donde estará acompañado de dos bandas más, ambas dominicanas: Karibik Underwater y Cocón Quemado de San Francisco de Macorís.
“Estamos promoviendo Fuego Caribe, un evento espectacular que incluirá show de fuego, ‘pole dance’ y muchos más, en Cinema Café con un costo de RD$ 400 pesos preventa y RD$500 en la entrada”, destacó Mikito, uno de los integrantes del grupo.
Cómo nace. Sobre el origen de la banda explicó: “Hay tres fundadores, se podría decir que comenzamos desde que nos vimos, desde que nos conocimos dijimos ‘hay que hacer algo, yo no sé qué, pero hay que hacer algo’. Estuvimos viviendo en La Vega en una aldea comunitaria de artistas, conviviendo un año con un grupo de artistas y cuando regresamos a la ciudad nos conectamos y dijimos ‘vamos a comenzar’. Y así lo hicimos”, comenta.
Mikito agrega que la banda comenzó “al revés”, porque por lo general las bandas inician con el pensamiento, crean un grupo y luego siguen el proceso de buscar los músicos y las canciones, pero ellos no. “Nosotros comenzamos en la Zona Colonial haciendo ‘jam’, (encuentro informal de improvisación musical), improvisando, jugando, en el parque Colón, nos juntabamos todas las noches entonces venían los gringos y más gente y nuestras primeras canciones nacieron ahí, primero fueron improvisaciones y luego se hicieron canciones y ya la gente las pedía sin siquiera tener nombre”, explicó.
Airam, otra integrante del grupo, opina que a pesar de no ser música popular que se escucha en todos lados, sí tiene su público y recibe apoyo: “La gente quiere escuchar cosas frescas, creo que hay que seguir trabajando, darle a la gente qué escuchar”.