La hamburguesa, las papas y el refresco (el combo)

Pedro René Almonte Mejía.  Instagram y twitter: @pralmonte

Alguna vez, a los seres humanos se nos hace cuesta arriba seleccionar algo entre un conjunto de cosas de la misma especie. A la hora de seleccionar llegan a la mente pensamientos como: me gusta esto; pero algún complemento de ese algo no es de nuestro agrado, sin embargo aun con ese componente, nos sigue gustando. Es algo muy lógico y es de comprender que estas cosas ocurran, porque en el mundo que nos encontramos la perfección no existe en términos absolutos.

De igual manera, este sentimiento de duda a la hora de decidirse entre una serie de elementos de la misma especie, aparece siempre; le pasa a una mujer cuando tiene varios pretendientes y llega la hora de decidirse entre uno y otro; le pasa a una persona que tiene que emigrar de su país y comienza a hacer comparaciones entre adonde va y donde está; le pasa al elector indeciso cuando tiene la boleta en la mano y debe echar su voto. Empiezan las comparaciones, los cálculos mentales y es que ciertamente escoger entre dos elementos con las mismas características, no es fácil; tenemos que considerar que todo tiene sus pros y sus contras, está en ti como individuo decidir qué tiene más importancia, las virtudes o los defectos de alguna cosa; lo que sí es seguro es que encontrarás ambas cosas. Y es que el combo viene completo, está la hamburguesa, las papas y el refresco; aunque tal vez las papas no te gusten, igual viene con el combo; si no te gusta el refresco igual te lo cobran, viene con el combo. Así pasa con los líderes políticos y su forma de ejercer la política; en este caso cabe aplicar el versículo Mateo 7:16 “Por sus frutos los conoceréis”, y es que ciertamente los hechos son los que rinden frutos, no las palabras. Ya tenemos experiencia de cómo nos han gobernado hasta ahora, está en manos del ciudadano tomar la decisión y confiar, teniendo en cuenta más los hechos que las palabras.

Lo que sí debemos tener siempre presente, es que el combo viene con la hamburguesa, con las papas y el refresco, asimismo un líder político viene como un combo, es un producto conformado por cosas buenas y cosas no tan buenas. Si no te gustan las papas, pero si te gusta la hamburguesa, está en ti la decisión si de igual manera pagas y te compras el combo, pero… ¡Piénsatelo bien!