LA IGLESIA REJUVENECE

12A_El País_25_1,p01

Fortalecer la formación, la espiritualidad y la misión de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana es el objetivo que se ha trazado el sacerdote de 30 años Francisco Benito Alvarado, nuevo coordinador de la Comisión de Pastoral Juvenil de la Vicaría del Distrito Nacional.
“Nuestros jóvenes son una prioridad en el trabajo pastoral y es por esa razón que la iglesia católica quiere una formación sólida de la juventud, que es el corazón de la Iglesia”, explicó Alvarado, también director del Centro Educativo Nuestra Señora de la Fe.
El coordinador de Pastoral Juvenil explicó que la Iglesia tiene clara la situación social de los jóvenes, por lo que diseña planes para fortalecer y guiar al joven a una formación para que sea útil a la sociedad.
“Vemos la situación actual de la juventud dominicana y queremos tratarla desde la fe”, reflexionó el joven sacerdote con tres años de ordenación.
El religioso explicó que la visión de la Iglesia es acompañar al joven en su crecimiento personal, comunitario y espiritual para que enfrente con madurez el diario vivir y las circunstancias que se le presenten.
Y para lograr un mayor acercamiento a los muchachos en las diferentes comunidades, la iglesia ha iniciado un proceso de transformación que ha dado como resultado la creación de siete direcciones pastorales y cuatro vicarías.
“Además de mi, en el Distrito Nacional están los padres Keiter De Jesús Luciano, en la vicaría de Santo Domingo Norte; Julián de la Cruz, en la vicaría de Santo Domingo Este, y Joel Villafaña Nicolás, en la vicaría de Santo Domingo Oeste. Todos sacerdotes jóvenes”, sostuvo el guía espiritual de la juventud.

Empatía. Cada uno de los vicarios trabaja con un promedio de 150 y 180, quienes además de la educación social y la parte religiosa, realizan labores sociales, culturales y artística en favor de sus comunidades.
Ovejas del redil. Emmanuel Minaya Castillo, coordinador de la zona Independencia de la Pastoral, invita a todos los chicos a participar de las actividades de las religiosas para alejarse de los vicios que ofrece la calle. Asimismo motivó a aquellos que hacen vida dentro de la iglesia a trabajar para mejorar sus comunidades.
“Demostremos a nuestros sacerdotes y demás autoridades eclesiales que con trabajo arduo y sobre las bases del respeto y la responsabilidad, que pueden confiar en nosotros, que lo que más anhelamos y buscamos es que se nos tome más en cuenta y se nos conceda para ejercer el liderazgo en estos tiempos difíciles”, dice.
Mientras Celeste Álvarez, tesorera de la misma zona, manifestó que trabajan para hacer más atractiva para los chicos la comunidad eclesiástica
“Este es un espacio sano, donde la juventud puede crecer de manera personal y espiritual”, comenta.
Comisión de Pastoral Juvenil. Como parte de las diversas actividades que promoverá la Arquidiócesis junto a la Pastoral Juvenil para fortalecer la organización, organizaron un encuentro de jóvenes que reunió a toda la comunidad de la Zona Independencia en la parroquia Santa Cecilia del sector José Contreras.


COMENTARIOS