La importancia de la sonrisa en la estética dental

http://hoy.com.do/image/article/428/460x390/0/E74C248E-E773-4FF8-AD38-9FB99F2FCDC7.jpeg

En la actualidad, la belleza ideal exige una sonrisa blanca y luminosa. Los dientes blancos  son considerados  sinónimo de limpieza, juventud y salud.

Por eso, para ayudarnos a conseguir una hermosa sonrisa, la estética dental se ha desarrollado mucho  en los últimos tiempos a través de la tecnología y nuevos materiales que se encuentran hoy al alcance de los odontólogos.

Una encuesta realizada por la  Academia Americana de Odontología Cosmética (AACD), revela que el 50% de las personas no está contento con su sonrisa y concuerdan en que una sonrisa con cierta perfección  constituye un recurso social importante. Algunos piensan que una sonrisa poco atractiva puede disminuir las oportunidades laborales y de relacionarse con el sexo opuesto.

En la sociedad actual, altamente competitiva, una apariencia armónica muchas veces marca una diferencia entre el éxito y el fracaso tanto personal como profesional debido a que la boca está localizada en un punto central de la cara. Por esta razón juega un papel de mucha importancia en el aspecto del individuo.

Los procedimientos con los que contamos hoy en día para mostrar una bella  sonrisa  son muy variados y pueden ir desde blanqueamiento dental, recontorneado de las encías, carillas en porcelana o resina, alineación de los dientes que están en mala posición y coronas, entre otros. 

La estética dental se basa en la armonía, salud y naturalidad de los tejidos blandos y duros de la cavidad oral. Para lograr una sonrisa ideal, por lo general necesitamos un trabajo multidiciplinar entre las diferentes ramas de la odontología como son: periodoncia, endodoncia, prótesis, ortodoncia y cirugía, hoy con  todas estas herramientas en pleno siglo XXI no hay excusas para no mostrar una linda sonrisa y es por eso que debemos acudir por lo menos una vez al año al odontólogo para mantener controlado  los problemas bucales y así poder sonreír sin miedo. Hay casos en los cuales nos privamos de sonreír, por lo general esto ocurre cuando tenemos dientes en mal  estado, teñidos, rotos, ausentes, mal posicionados etc. Es por esta razón que algunas personas se tapan la boca al sonreír porque piensan que su dentadura disminuye  las posibilidades de ser bien recibido, afectando su seguridad y su autoestima.

Para obtener una buena estética dental  y proporcionar una sonrisa agradable y balanceada es necesario realizar un análisis de todos los factores que intervienen en  ella a fin de diagnosticar el problema y determinar las preocupaciones y expectativas del paciente.