La insensibilidad Colegio Médico

Ningún derecho ni reivindicación laboral de un sector de la sociedad, está por encima del derecho a la salud y a la vida de la población.
Hay que ser muy insensible para, en una lucha de egos, tirar al zafacón el Juramento Hipocrático y dar la espalda a los enfermos pobres del país.
Personas que carecen de posibilidad de acudir a una consulta privada para obtener la atención médica que necesitan y le niegan los hospitales.
La tragedia recurrente de los humildes ciudadanos que tienen que retornar a sus hogares con sus enfermos a cuesta, es un panorama que llena de indignación.
Los médicos en huelga debieran, siquiera por un momento, ponerse en el lugar de estos dominicanos y pensar en un hijo o en sus padres pasando por una situación similar. Con su decisión de llamar a un paro nacional de los hospitales por 48 horas, el doctor Waldo Ariel Suero pretende trazar pautas a su sucesor en el cargo, Wilson Roa. Lo prudente y correcto es que en el periodo de transición, el referido profesional se ocupe de preparar la misma con la correspondiente rendición de cuentas de su gestión.
Pero su afán de protagonismo y demostración de fuerza frente al insensible Ministerio de Salud lo llevan a adoptar medidas que seguirán siendo ignoradas por las autoridades.
Que conste, siempre me he expresado de acuerdo con mejores condiciones salariales para los galenos, incluso con el 5 por ciento del PIB para el sector salud.
Pero jamás podría apoyar que la lucha por reivindicaciones se realice a expensas de sacrificar a los sectores más pobres de la población.


COMENTARIOS