La marca china que venció a Apple inicia expansión

A1

Vivo, la marca de teléfonos inteligentes de rápido crecimiento respaldada por el aislado multimillonario chino Duan Yongping, comenzará a vender en los mercados occidentales por primera vez, conforme acelera su expansión mundial.
Alentado por el éxito contra Apple y Samsung en el territorio local, la compañía ahora quiere competir en mercados desarrollados con dispositivos de gama más alta.

En los próximos meses, la tercera mayor marca de teléfonos inteligentes de China comercializará sus aparatos, que incluyen el modelo insignia V7+, en Rusia, Taiwán y Singapur. La compañía lanzó el X20 en Hong Kong el viernes y África está lista para principios del próximo año, dijo en un comunicado.

Vivo representa la nueva serie de firmas chinas que han batido a empresas extranjeras en el territorio nacional y han explorado enérgicamente mercados en el exterior.

La compañía, que inició su expansión en el extranjero con Tailandia en 2014, desarrolló una base de clientes en China alistando a decenas de miles de minoristas en áreas rurales y ciudades más pobres donde la competencia era más escasa, una táctica que ayudó a Vivo y su contraparte Oppo -otro emprendimiento de Duan- a destronar a Apple en volumen de envíos.

Vivo fue fundada en 2009 y, junto con Oppo, salió de la nada para desbancar al entonces líder de mercado Xiaomi en las clasificaciones.

Evitaba el comercio electrónico a favor de las tiendas físicas, donde se calcula que todavía se registran tres cuartas partes de las ventas de teléfonos inteligentes, y empaquetaron componentes de gama alta en teléfonos que se vendían a un precio muy inferior a los de Apple. Vivo es conocido por sus dispositivos de carga rápida con baterías y memoria de gran capacidad. En la actualidad, la compañía ocupa el segundo puesto por detrás de Oppo en ventas chinas y es patrocinador oficial de la Copa Mundial de la FIFA 2018.


COMENTARIOS