La misión de la UASD en el desarrollo social

3 de 4
Con una población de más de 200 mil estudiantes atendida por más de tres mil catedráticos, la oferta curricular de la Pontificia y Real Universidad Autónoma de Santo Domingo es amplísima: 113 carreras de grado, 43 programas de especialidades, 62 de maestría y 11 de doctorados; estos últimos, basados en acuerdos con instituciones universitarias de Cuba, España, Francia y con las de otros países del Nuevo y Viejo Mundo.
El Campus de la UASD de Santo Domingo fue construido en los años 40 del pasado Siglo XX gracias a las iniciativas del rector Julio Ortega Frier; pero, como era lo usual en esos tiempos, los alabarderos de la dictadura le atribuyeron el hecho “a las sabias iniciativas del Generalísimo Doctor Rafael Leónidas Trujillo Molina “Benefactor de la Patria y Padre de la Patria Nueva”.
Finalizada la Revolución de Abril de 1965, el Movimiento Renovador Universitario dio inicio a los aprestos de convertir ese legado en lo que es hoy, en un sistema de instituciones de educación superior en capacidad de realizar importantes aportaciones al avance y al progreso de la sociedad dominicana.
Gracias al ambicioso programa de construcción y reparación de aulas y laboratorios de la UASD que llevó a cabo el Gobierno de uno de sus egresados, el doctor Leonel Fernández Reyna, la Universidad Primada de América hoy cuenta con un moderno Campus en la Capital de la República y con nueve ciudades universitarias en el interior del país. Además de extensiones en las ciudades de San Pedro de Macorís, Hato Mayor, San Cristóbal, Baní, Neiba y La Vega.
Todo lo expresado en párrafos fue lo que posibilitó que la Pontificia y Real Universidad Autónoma de Santo Domingo, (así mismo) haya graduado más de 100 mil profesionales en poco más de 50 años; y mantenido, en los último tres años, un ritmo de graduación de más de 10 mil egresados por año en el grado, y de más de 6mil en post grado.
De los proyectos concursables concursales de Investigación Científica que anualmente oferta el Ministerio de Educación, Superior, Ciencia y Tecnología, la mayoría son ganados y desarrollados exitosamente por investigadores de la más antigua universidad del Nuevo Mundo, la UASD. En la actualidad de nuestra querida Alma Máter oferta carreras de ciencias sociales y naturales, lo que la convierte en una universidad distinta a las demás instituciones de estudios superiores del país: en ser defensora de los más altos valores patrios y promotora de la solidaridad continental.
De las ocho personas que han ocupado el honroso puesto de Presidente Constitucional de la República a partir del año 1965 hasta nuestros días, seis han egresado de las aulas de la más vieja universidad del Nuevo Mundo. De igual manera son egresado de la UASD la mayoría de los ministros y altos funcionarios gubernamentales. Casi todos los miembros de los colegios profesionales de este país (ciencia, salud, educación, periodismo, historia, lengua, etc.) egresaron de la Real y Pontificia Universidad Autónoma de Santo Domingo. Al menos tres estudiantes de la UASD, muy bellas por cierto, han sido galardonadas con el premio mundial de belleza.
La sociedad dominicana espera que sus instituciones de educación superior le formen la mano de obra calificada que demandan sus mercados de trabajo; le preparen los estudiosos y practicantes de las artes y de las letras; le capaciten los empresarios y políticos innovadores que estimulen las transformaciones sociales; le formen los científicos y tecnólogos que coloquen el país en una posición económica competitiva; le proporcionen los talentos que analicen y den respuestas a los problemas que aquejan a nuestra nación; y le formen los maestros y académicos que pueblan y dirijan sus diversas instituciones.


COMENTARIOS