La nómina de Educación

Al ministro de Educación, Andrés Navarro, hay que dejarlo trabajar tranquilo, sin presiones, en la depuración de nómina de la cartera. Si sus acciones están dirigidas a transparentar la situación de los profesores, para comprobar realmente quiénes trabajan y quiénes solamente cobran, le está brindando un gran servicio al país. El ministro ha prometido que pagará, incluso de manera retroactiva, los sueldos retenidos a profesores, siempre que se compruebe que realmente trabajan, que cumplen sus obligaciones.
El Estado está invirtiendo el 4% del PIB en educación con el propósito de sacar al país del atraso, pero cada centavo invertido debe quedar justificado con hechos que contribuyan a lograr los objetivos perseguidos. Alguna vez el país va a pedir que le rindan cuentas y nadie va a poder justificar que se paguen salarios a quienes no trabajen, sean profesores o miembros del personal administrativo. Por lo tanto, no hay que armar aspavientos por unas comprobaciones saludables sobre cumplimiento.
Aunque parezca un contrasentido la Asociación Dominicana de Profesores debería ser la primera en contribuir a una depuración de las nóminas del Ministerio de Educación. Esa es una forma de trabajar por la integridad de sus miembros. Todos debemos velar por el mejor uso de los recursos que invierte el Estado en educación.

Lactancia materna es salud

Las madres que no amamantan a sus hijos los privan de la más efectiva vacuna y el mejor alimento que haya creado la naturaleza. Lamentablemente, en nuestro país solo un 4.7 por ciento asume el rigor de dar el seno, mientras la inmensa mayoría recurre a otras formas de nutrirlos y proteger su salud. Cada mujer debe ver la lactancia materna como su primer gran deber después del parto, y solo debe abstenerse en casos de fuerza mayor y por prescripción médica.
El Ministerio de Salud Pública debería encabezar una campaña intensiva de promoción y defensa de la lactancia materna. Los especialistas que trabajan en los procesos de la maternidad deberían contribuir. Y las madres deben cobrar conciencia de que amamantar es la forma más efectiva de proteger y alimentar a la criatura.


COMENTARIOS