La ONU ratifica a Bachelet en DDHH

FILE- In this June 7, 2017, file photo, Michelle Bachelet, center, the President of Chile, talks with Washington Gov. Jay Inslee, second from right, during a luncheon, during Bachelet's visit to Seattle. The U.N. General Assembly on Friday, Aug. 10, 2018, approved Bachelet as the next U.N. human rights chief by consensus. (AP Photo/Ted S. Warren, File)

La ratificación unánime de Michelle Bachelet como alta comisionada de la ONU para los derechos humanos ayer dio lugar a una fuerte discusión entre Estados Unidos y varios de sus adversarios sobre los abusos a los derechos, un anticipo de algunos de los retos que aguardan a la expresidenta chilena.
Con un golpe de su martillo, el presidente de la Asamblea General, Miroslav Lajcak, certificó la ratificación oficial de la persona elegida por el secretario general Antonio Guterres. Los diplomáticos de los 193 estados miembros brindaron una ovación.
“Con profunda humildad y honor anuncio mi aceptación como nueva alta comisionada para los derechos humanos de la @UN. Agradezco al secretario general @antonioguterres y la Asamblea General por confiarme esta tarea importante”, tuiteó Bachelet poco después de la aprobación. Guterres repasó la trayectoria de Bachelet primera presidenta de Chile, primera titular de la agencia de promoción de la igualdad de género llamada UN Women, “sobreviviente de la brutalidad” de un dictador chileno y médica que comprende la avidez de la gente por la salud y los derechos económicos y sociales. También “vivió bajo las tinieblas de la dictadura”, dijo. El padre de Bachelet fue encarcelado como traidor por oponerse al golpe que destituyó al presidente marxista Salvador Allende en 1973. Ella y su madre fueron torturadas en una cárcel clandestina.