La política monetaria de las criptomonedas

Una criptomoneda como Bitcoin, Litecoin, Ethereum, Ripple, Dogecoin, es un medio digital de intercambio. El valor de uso está en las transacciones que pueden hacerse en Internet pero la facilidad de las transacciones, ausencia de la necesidad de intermediarios financieros, y la todavía sólida seguridad también le está dando valor de cambio más allá del ciberespacio. El valor de cambio es altamente especulativo como se evidenció en las últimas semanas con las fluctuaciones del Bitcoin, no obstante, la falta de regulación de las autoridades, permanecen cotizaciones altas, suponemos que debido a que mientras la moneda corriente (pesos, euros, dólares, rupias, etc.) está recibiendo más regulaciones de lavado, cual sube el costo de transacción, las criptomonedas facilitan enormemente el intercambio.
Así, las criptomonedas están fortaleciendo su valor al ser un instrumento de intercambio de bajo costo. No se tienen costos de almacenaje, como el oro o la plata, no tiene costo de transaccionalidad como las divisas, no tiene costo fiscal (porque es prácticamente imposible grabarlo), y su costo de seguridad es relativamente bajo. En una lectura de esto, mientras más avanzan las medidas antilavado, más apetecibles se hacen las criptomonedas que todavía permanecen no reguladas.
Hay muchas interrogantes sobre cómo las criptomonedas pueden llegar a impactar la economía mundial y las políticas monetarias locales. Las autoridades monetarias del mundo saben algo cierto: existen, y solo eso saben. Todavía sabemos muy poco de una teoría monetaria de las criptomonedas, no tenemos idea de cómo puede regularse, qué efectos tiene en la inflación y en la economía real o cómo modelar su valor frente a las demás monedas o frente a las otras criptomonedas.
Muchas autoridades se inclinan a prohibir su uso. ¿Qué tan efectivo sería? ¿Qué tan costoso sería hacer valer esas prohibiciones? ¿Cuánto más valor le darían las prohibiciones a las criptomonedas que pueden usarse en el darknet y continuar con su valor de uso intacto?
Las criptomonedas tienen potencialmente la capacidad de alterar la relación de valor existentes entre los bienes y servicios reales en tanto que no existe una relación directa con la economía real, ni con la productividad, ni con el trabajo. En el caso del Bitcoin su relación es con la relativa dificultad en la creación de un Bitcoin. Más inquietante aún será el efecto que podría llegar a tener con una generalización de su uso en el mercado laboral. Las teorías monetarias van aceleradamente a la obsolescencia. ¿Seguirá siendo el trabajo el valor de uso por excelencia?
Se me ocurre que las criptomonedas tendrán un efecto en el mediano plazo que probablemente replanteen la teoría económica como un todo, las relaciones sociales (que para Marx se daban alrededor de los medios de producción y el trabajo), el concepto mismo de moneda, las relaciones comerciales y las políticas fiscales. Las criptomonedas aceleran la moneda digital frente a la moneda física, pero alterará también el tipo de cambio. ¿Qué efecto tendrá en la economía mundial? Por ahora, de prensa, lavado y especulación de ruleta…pero en el largo plazo, toda una nueva forma de relacionarnos y entender las relaciones económicas y sociales.