“La prensa es muy valiosa” Danilo Díaz agasaja cronistas deportivos

A1

El ministro de Deportes, licenciado Danilo Díaz Vizcaíno, celebró ayer un encuentro-agasajo con los miembros de la crónica deportiva de la República Dominicana, con quienes compartió un almuerzo en un restaurant de la Capital.
El ministro Díaz Vizcaíno afirmó que en unas escuetas palabras que este año 2017 estuvo lleno de muchas actividades deportivas, donde brillaron gran parte de los atletas criollos en los diferentes escenarios internacionales que compitieron.
“Ustedes, los amigos de la crónica deportiva son parte fundamental, una de las patas importantes del Pacto Nacional del Deporte”, dijo Díaz Vizcaíno.
Explicó que es de los funcionarios que acepta las criticas en los momentos que algunos de la prensa pudiera realizarla, ya que eso hace corregir los entuertos y lo ayuda a seguir hacia delante.
“Mi meta es servir al deporte”, comentó Díaz Vizcaíno, y los cronistas deportivos son los encargados de reseñar todas las historias que pasan en el deporte en el día a día.
“Tengo la encomienda del presidente Danilo Medina de fomentar el deporte en todo el país, atender a los atletas de alto rendimiento, y trabajar de la mano con todos los actores del deporte”, dijo Vizcaíno.
De su lado, Ramón Cuello, presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo (ACD), tuvo a bien pronunciar las palabras de agradecimiento ante el gesto del ministro de Deportes, a quien definió como amigo de los cronistas deportivos.
Entre los periodistas deportivos que asistieron se encontraron Renaldo Bodden, Justo de la Cruz, Alipio Mota Nina, Natacha Batista, Adelaida Hernández, Carmen Aybar, Gustavo Rodríguez, Edward Tavares, Lalo Gómez, Jeffry Nolasco, Freddy Tapia, Pedro Briceño, Rolando Guante, Jacinto Díaz, Odalis Sánchez, Vicente Mejía, director de Comunicaciones del Ministerio de Deportes; Dimaggio Abreu, Yancen Pujols, editor deportivo de El Caribe; Franklin Mirabal, editor deportivo de HOY; Carlos Nina Gómez, Juan José Rodríguez, Heriberto Morrison y Alfonso Muñoz Cordero.


COMENTARIOS