¡La sociedad debe pedirle perdón a la mujer!

Mercedes Castillo .
Mercedes Castillo .

En ocasión de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, la sociedad y el hombre en particular,deben pedirle perdón a la mujer, por los tantos daños verbales,psíquicos y físicos provocado por la mentalidad patriarcal- machista que ha predominado a lo largo de la historia.

La mujer ha sido concebida por el pensamiento patriarcal como un objeto sexual que le pertenece al hombre,la cual debe dedicarse al cuidado del hogar, de los hijos y de su marido, excluyéndose de la vida social, económica y política.

Esa visión machista y estrecha ha primado a lo largo de la historia, trayendo como consecuencia la degradación de la mujer al más alto nivel, llegando a la violencia más cruel, asesinándola ( los feminicidios), cuando no quiere continuar la relación sentimental,violando así sus derechos humanos.

Por suerte, existe un gran despertar de la conciencia de la Mujer,que a su vez genera importantes niveles de solidaridad y respaldo de la sociedad y del mundo, incluyendo el de la prensa local e internacional.Quien le dio amplia cobertura y apoyo a la protesta global realizada en La Puerta del Sol de Madrid, España,que se convirtió en huelga de 24 horas por respaldo recibido de los sindicatos.

También se realizaron movilizaciones, paros y protestas de las feministas el 8 de marzo en Francia, Italia, México, Brasil, Argentina,Bolivia, Colombia, Honduras, República Dominicana entre otras naciones,exigiendo respeto a sus derechos humanos, despenalización del aborto, igualdad de género, igualdad salarial e igualdad en el acceso al empleo y ni una mujer más
asesinada por su pareja o ex pareja.”Ni una Menos”.

Es una discriminación por ser mujer que estando tan igual o más capacitada que el hombre en el mismo puesto, devengue un salario entre un 20 y 30% menos que el hombre.

La mujer lucha y trabaja por su libertad quiere ser independiente. No quiere que la sigan manipulando, vejando, aislando. Contrario a eso,quiere ser ella misma. Obrar como un ente social pensante, en la que el respeto a sus derechos humanos sea la norma.

Sin dudas, los aportes de la mujer a la humanidad, a su sociedad y a su comunidad son incuantificables.

El primer beneficio que aporta es la maternidad ( la de concebir, parir, criar, educar y orientar los niñas/os para que sean hombres y mujeres de bien. Y esa  tarea, cuesta mucho sacrificios personales.

Su segundo aporte es la de prepararse muy bien, para integrarse a la vida económica, social, cultural y política, logrando importantes logros.Esos y otros logros constituyen verdaderos baluartes en su defensa.

Siendo justo, la mujer merece que se le pida perdón de corazón, y a la vez,un solemne compromiso de respetar su dignidad y sus derechos humanos, acceso igual al empleo, salario igualitario, no los feminicidios entre otras reivindicaciones y exigencias que desde hace muchos años levanta la mujer.

A eso debemos aspirar la humanidad.