Lácteos: alimentos esenciales para el ser humano

Frank Tejada Cabrera.

En el 2015 FEPALE publicó el libro Lácteos: alimentos esenciales para el ser humano, con el objetivo de dar a conocer la importancia de la leche de vaca en la alimentación de los niños, comenzando por ordeñar la vaca en la finca, el procesamiento industrial y la comercialización. En el país representa a FEPALE Conaleche. Pienso ellos comprarían el libro, para luego venderlo. Voy a tratar de hacer un pequeño resumen, útil a los ganaderos, industriales y médicos, que atienden la población infantil.
El libro comienza con una introducción sobre la nutrición y la salud, donde se explican los requerimientos alimenticios de los niños y los adultos y por qué, se ha incrementado la esperanza de vida debido a la buena alimentación, la medicina y los adelantos tecnológicos, para combatir las enfermedades que diezmaban la población. En el libro aparecen datos de la FAO expresando que 850 millones de habitantes, equivalentes al 15% de las personas, habitan en países desarrollados, que es la población que está más o menos bien alimentada, pero el resto del mundo se vive con problemas de subnutrición. Asimismo, se ha comprobado que el 26% de los niños del mundo, padecen de retraso al conocimiento y 2,000 millones de personas sufren carencia de micro-nutrientes y en el otro extremo hay 1,400 millones de personas, presentan problemas de sobre peso y 500 millones son obesas.
Lo expresado anteriormente sobre la salud mundial, indica que es indispensable adquirir conocimientos y buenos hábitos sobre los alimentos, para que la población infantil, los adultos y ancianos, puedan alimentarse bien. Los pronósticos de la FAO indican que para el 2050 la población mundial ascenderá a unos 9,500 millones de personas, que demandarán mayor cantidad de alimentos y cada persona debería aprender a alimentarse correctamente para que pueda contribuir al desarrollo sostenido de la economía de los diferentes países que integran el planeta. El problema más serio sobre la alimentación se presenta en los países en vías de desarrollo, porque la población tiene pocos conocimientos en el papel que le corresponde en la formación de la familia y en la participación al desarrollo sostenido.
En ese sentido, FEPALE mantiene una promoción especialmente en el Cono Sur: ¡Sí a la leche! Todo esto dentro del concepto de Hipócrates: “Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina”. En el libro participan especialistas de reconocida autoridad mundial en la producción de alimentos, medicina veterinaria, bioquímicos, científicos en farmacia y medicina en general, químicos, economistas, etc. Es un compendio sobre la producción y consumo de la leche en forma apropiada por el ser humano que todo profesional interesado en la alimentación y la salud del ser humano debe leer, para confirmar sus conocimientos o aprender cómo se debe alimentar el ser humano desde la niñez hasta la adultez. Leer el libro ofrece conocimientos para larga vida. Conaleche debería promover el libro.


COMENTARIOS