Laguna de Villa Verde sigue igual, instan resolver

Moradores de Villa Verde de Mano guayabo, se queja de que autoridades no ayudan a resolver cancha  de la Escuela General José Sn Martin inundada, y que gracia a eso hoy en día se han agregado mas enfermedades a la comunidad. En Foto: Matías Guillen, Pres. Junta de Vecino, Griseldo de Jesús, Pedro Luis García, Luis del Villar.   . Hoy/ Arlenis Castillo/18/10/18
Moradores de Villa Verde de Mano guayabo, se queja de que autoridades no ayudan a resolver cancha de la Escuela General José Sn Martin inundada, y que gracia a eso hoy en día se han agregado mas enfermedades a la comunidad. En Foto: Matías Guillen, Pres. Junta de Vecino, Griseldo de Jesús, Pedro Luis García, Luis del Villar. . Hoy/ Arlenis Castillo/18/10/18

Cuando todos pensaban que la laguna que provocó varios tipos de enfermedades, como malarias y dengue, en la comunidad de Villa Verde, Santo Domingo Oeste, hace varias semanas que las aguas continúan provocando estragos a los moradores del lugar y sigue la amenaza contra decenas de estudiantes de la escuela General José de San Martín.
A pesar del peligro, los niños reciben docencia en el plantel, rodeado de la laguna y una gran humedad, lo que pone en riesgo la salud de los infantes.
Matías Guillén, presidente de la junta de vecinos Villa Verde, denunció que los ministerios de Obras Públicas, de Salud Pública y el Ayuntamiento de Santo Domingo Oeste, no han hecho nada para eliminar la laguna que se traga una cancha deportiva al lado de la escuela.
“Aquí se ha dicho que se resolvió en Villa Verde, los problemas de malaria, dengue y los pantanos; pero ahora es que hay de esas enfermedades”, señaló el dirigente comunitario.
Dijo que además de las enfermedades citadas han surgidos otros males de la piel, gripes y problemas respiratorios, lo que atribuye a la humedad que impera en la zona.
Advirtió que si en lo que queda de este mes no hay una acción creíble de las autoridades los vecinos tomarán acciones para que se les escuche.
Lamenta que las autoridades no atiendan los reclamos y necesidades de las comunidades sino es por la fuerza, que casi siempre terminan en violencia.
“No queremos hacer eso, queremos que las cosas se resuelvan de manera pacífica, porque donde hay violencia hay personas afectadas”, expresó Guillén.
Varios obreros con chaleco del Ministerio de Obras Públicas estaban en el lugar a la espera de un camión cisterna y una planta succionadora para tratar de sacar agua de la laguna.
Ana Marte, quien habita junto a sus dos hijos frente a la laguna que tiene tragada la cancha deportiva, vive con temor, debido a que las autoridades prácticamente no hacen nada para corregir la laguna.
Marte dice que tienen que fumigar y utilizar repelentes para evitar picadura de los mosquitos.