Larga jornada para renovar carnet PNRE

Hacen largas filas para renovar

Extranjeros, en su inmensa mayoría de nacionalidad haitiana, se han visto en la necesidad de amanecer a la intemperie, en las calles, para entrar a la fila y tratar de renovar su carnet del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE), o cambiar de categoría del mismo.
Pedazos de cartón y latas son usados por estos como asientos para descansar durante la extensa jornada, mientras se exponen al sol y la lluvia, porque la espera del proceso debe hacerse fuera del recinto preparado para el procedimiento, justo detrás de la Dirección General de Migración.
Las interminables filas que se producían en el Ministerio de Interior y Policía cuando se inició el PNRE para regularizar el estatus migratorio de miles de extranjeros en el país, se repiten, solo que en esta ocasión los usuarios se muestran más calmados.
Esta vez están apostados en el tramo de la calle Rafael Damirón entre Héroes de Luperón y Fray Cipriano de Utrera, que es una sola hilera de personas con sus copias en manos, prestos para su documento de no residente.
Cerca de mil personas, esto es cuando no falla el sistema, son asistidos por día, según informó personal que trabaja dando paso a los inmigrantes.
Pero el paso para poder llegar al pabellón donde son atendidos es lento. Dentro es otro el proceso que parece tomar un poco más de tiempo.
Desde varios puntos del país llegan, a veces desde el día anterior, para poder entrar a la fila y ser de los primeros en ser asistidos.
Una pareja, que prefirió no identificarse, narró al HOY que llegaron desde la tarde del domingo para ser uno de los primeros cuando se iniciaran las labores el lunes. Ambos lograron entrar cerca de las doce del día de ayer. Aspiraban a renovar su documento.
Y aunque el proceso para renovar inició en enero de este año, personal que labora indica que las largas filas están día tras día.
Franz Claude es otro joven haitiano que debió llegar un día antes para poder garantizar su entrada. Para él la única dificultad ha sido la difícil espera.
Algunos, como Jason Faustine, no han corrido con la misma suerte. Asegura que lleva dos días, incluso ha amanecido, tratando de renovar, pero no ha podido, debido a la gran cantidad de personas que acuden casa día. Ayer era su tercer intento.
De acuerdo a datos del Ministerio de Interior y Policía 252, 407 se acogieron al PNRE, siendo más del 90% de nacionalidad haitiana.
Aún esperan. La familia de Claumuse Befrard aplicó para regular su situación migratoria en el país. Su esposo y cinco hijos recogieron sus carnets, y aún cuando ya estos deben renovar el documento, ella aún está en espera del suyo, pues nunca salió.
Aunque no saben explicar por qué esta no fue aprobada, lo están intentado una vez más.
Desde Moca se trasladaron en busca de una respuesta. Su expediente fue sometido en Santiago, desde donde la remitieron a Santo Domingo.