Las dos lanzas de Irán avisan de que intentarán aprovechar presión de España

AP
AP

Moscú.- Sardar Azmoun y Alireza Jahanbakhsh son los dos jugadores más peligrosos Irán, dos lanzas bregadas en ligas menores de Europa, en las que han logrado hitos importantes con sus respectivos equipos, el Rubin Kazan y el AZ Alkmaar holandés.

En particular Jahanbakhsh, un espigado y habilidoso extremo, rápido en el regate, que este año se coronó como máximo artillero de la Eredivisie. Ambos comandaron el ataque iraní en la inesperada, agónica e histórica victoria frente a Marruecos en el estadio de San Petersburgo, la primera que logran en un partido de debut en sus cinco participaciones mundialistas.

Y ahora apuntan a España, con la confianza redoblada y una fuerte convicción de que tienen las armas suficientes para sacar otro buen resultado que les ponga en camino a su meta, acceder a la segunda ronda. “Ganar un partido en un Mundial es lo más importante que puede pasarle a cualquier país.

Hacía 20 años de nuestra primera victoria en un Mundial y sabíamos que iba a ser difícil”, explicó a Efe el atacante. “Pero sabíamos que teníamos que hacer todo juntos como un equipo.

Defendemos y atacamos como un equipo, y esa es la razón por la que ganamos el partido”, agregó antes de revelar el verdadero secreto de su éxito. “Para ser honestos, nuestra mayor razón era hacer a 85 millones de iraníes felices, y como miembros del fútbol asiático, ganar nos da más crédito a las selecciones de Asia.

Tenemos una responsabilidad muy grande, la de mostrar que somos los mejores en Asia”, agregó. Contento con su primer partido, pese a que entró poco en el juego de ataque y marró una clara ocasión frente a una excelente Munir, que sacó una mano prodigiosa, Jahanbakhsh admitió que los tres puntos les permiten llegar con más confianza al partido de Kazan, en el que los españoles tendrán la mayor presión.

“Obviamente al ganar este partido nosotros nos vemos vivos en la competición. Sabíamos que era una final para nosotros y que si ganábamos podríamos mirar a los otros partidos” de otra manera, afirmó. “Con estos tres puntos iremos a jugar contra los equipos más grandes del mundo en los próximos partidos, pero tenemos una opción.

Creo que si hacemos todo como un equipo tendremos una opción importante”, agregó. Jahanbakhsh no quiso hablar de variantes tácticas, pero dejó entrever que la estrategia frente a España será diferentes a la empleada con Marruecos, al que asfixiaron en el centro del campo hasta “hacerle colapsar”.

“Creo que no, porque eso viene más por la cultura, creo. Nosotros intentamos que Marruecos se irritara, sabíamos que si no les dejábamos jugar, con contacto, se irritarían y eso lo hicimos de la mejor manera”, señaló. “A medida que iba pasando el partido estaban más ansiosos. Frente a España no lo puedo decir ahora, te lo diré después”, prometió con una leve sonrisa.

“Quiero ser realista, España es uno de los países más importantes del mundo, será difícil pero si somos un equipo tendremos opciones”, concluyó. En la misma línea, entre cauta y confiada, se expresó Azmoun, un hombre que abandonó el San Petersburgo Arena con una amplia sonrisa pese a que en sus botas estuvo la ocasión más clara del partido, negada igualmente por un espectacular Munir.

A la victoria, el delantero añade la excitación que supondrá jugar el partido en el estadio en Kazan, una ciudad que ya es como su segunda casa. “Ha sido una victoria muy importante para nosotros, conseguida muy al final con mucho sufrimiento, y por esos estamos muy, muy contentos”, afirmó a Efe. “Estoy seguro de que en el partido de Kazan todos los aficionados estarán con nosotros. Y voy a hacer todo lo posible para que queden satisfechos”, afirmó.

El joven delantero, dotado de un excelente juego de cabeza, su mejor virtud, insistió en que Irán “tiene mucho respeto por la calidad que atesora España” y subrayó que “la clave será hacer un partido muy serio e inteligente”. “No vamos pensando en la derrota, vamos a ir allí a luchar por la victoria y ese es nuestro objetivo.

Estamos muchos más fuertes después de la primera victoria y confiamos a ciegas en lo que nos pide nuestro entrenador”, advirtió. “Para todos nosotros es muy atractivo jugar contra una equipo como España que tiene tantos jugadores de calidad en los mejores equipos de las mejores ligas. Es un partido muy importante, pero ya hemos jugado con grandes selecciones, y lo único que debemos hacer es ser inteligente”, apostilló.