Las mejores bebidas para mantenerte hidratado

Buscar otras fechas:

A1

Estar bien hidratado debe ser siempre una constante, ya que no estarlo podría desencadenar graves problemas de salud. Sin embargo, durante la temporada de calor, básicamente el verano se requiere que la hidratación sea mayor para evitar consecuencias.
El verano aún no llega, pero es como si ya estuviera, porque las temperaturas de las últimas semanas han estado bastante elevadas y la mejor manera de combatir el calor y evitar la deshidratación es, por supuesto, con bebidas refrescantes, entre las que el agua obviamente debe ser la protagonista.
El consumo de líquidos no debe limitarse a cuando se sienta sed, porque cuando esto ocurre es porque ya el cuerpo hace tiempo que está deshidratado, y la sensación de sed es un mecanismo natural fisiológico, según afirman los nutricionistas.
Se recomienda la ingesta de uno o dos litros, con una mínima de ocho vasos diariamente de agua, lo que va a depender también de la contextura física de la persona.
¡Ah!, y ¡ojo! la no hidratación podría desencadenar igualmente dolores de cabeza, malhumor, cansancio, sueño y desequilibrio en el metabolismo.
Además de agua, líquido por excelencia, qué otros para hidratar. Entre las bebidas de fabricación industrial para hidratarse están los jugos Gatorade, V8 Splash…, algunos de los cuales tienen bastante agua, pero también aportan nutrientes tales como: sodio, potasio, carbohidratos fibra dietética, azúcares trans, proteínas…, fosfato monopotásico, e ingredientes saborizantes, estos podría ayudar pero el hidratante número uno es sin duda el agua.
Para esta Semana Santa, días de intenso calor, las recomendaciones de bebidas para que esté y se sienta bien hidratado o hidratada son: primeramente el agua, en este caso solo tiene que beberla y ya, pero si es de los que no le agrada mucho el agua pura podría auxiliarse de algunas frutas, hierbas, especias para añadirle un sabor especial y de esa manera consumir toda la necesaria.

1. Agua con naranja y hojas de menta

1 litro de agua
3 naranjas
5 hojas de menta
Bayas de enebro
Preparación. Poner el litro de agua en una jarra, lavar las naranjas, pueden ser con cáscara o sin cáscara, cortarlas en rodajas y ponerla en la jarra, lavar las hojas de menta y colocarla en la jarra, tomar un puñado pequeño de bayas de enebro y agregarlas, mover para que las hojas y el enebro desprendan su su aroma, llevar al refrigerador por unos minutos y listo, esa podría ser su agua a consumir.

2. Agua con limón
Es una excelente forma para hacer el agua más atractiva si es de los que no le gusta mucho tomarla pura.

1 litro de agua
2 limones
Hielo opcional
Preparación. En una jarra para jugos poner el litro de agua, lavar los limones y cortarlos en gajos con todo y cáscara y ponerlo dentro de la jarra, añadir hielo si prefiere pero es preferible llevar esta mezcla al refrigerador para enfriar e ir consumiendo poco a poco.

3. Zumo de zandía

1/2 sandía
2 litros de agua
El zumo de un limón
Hielo
Hojas de hierbabuena
Preparación. Cortar la sandía sin semillas y sin cáscara en cubos pequeños. Poner en el vaso de la licuadora los trocitos de la sandía, el zumo del limón y el hielo y licuar. Poner el zumo en una jarra y poner las hojas de hierbabuena y listo, excelente refrescante e hidratante para el cuerpo.

4. Zumo de melón natural y kiwi 

1 melón
Hojas de menta
2 litros agua
2 kiwis

Preparación. Poner en una jarra el melón, los kiwis ya pelados y sin semillas, las hojas de menta el agua si lo prefiere triturado puede licuarlo un poco o solo ponerlo en la jarra para que el melón desprenda toda su agua y sabor. Poner por unos minutos en el refrigerador para que se refresque o bien se le puede añadir unos cubitos de hielo.