Las mejores cremas para degustar

Broccoli cream soup on a tablecloth
Broccoli cream soup on a tablecloth

Contrario a lo que se pueda creer, las cremas no tienen porqué ser aburridas; por el contrario, pueden ser una forma diferente de consumir los vegetales y disfrutar de su textura cremosa.
Las cremas son de esos platos que no demandan mucho tiempo de preparación y resultan muy agradables al paladar, principalmente en los días de baja temperatura.
Resultan ideales para degustar en la merienda o cuando se quiere cenar ligero y saludable.
Auyama, espárragos, brócoli, champiñones, espinacas, apio… son algunas de las verduras que se pueden utilizar para preparar una gran diversidad de cremas frías o calientes, que pueden ser de un solo ingrediente o combinando algunas de estas verduras.
Además de consumirlas solas, también se pueden utilizar para untar un pan caliente recién horneado.
Otra idea es servirlas como acompañante de algún plato principal, como entrada, o simplemente como aperitivo en días de lluvia.
Consumirlas de noche permitirá que usted no coma de más, pues provocan sensación de saciedad.
A la hora de prepararlas, dore las verduras primero, debido a que si las hecha directamente en el agua para que se cuezan, la crema quedará sosa. Y si desea mayor cremosidad, puede licuar la crema con leche o nata.
Al momento de servir, puede decorarla con crutones, verdura fresca, nata o hierbas recién molidas como tomillo, romero…

Recetas
Crema de apio

2 matas de apio (con tallo y hojas)
1 cebolla grande
1 tallo de perejil
1 diente de ajo
1 hoja de laurel
4 cucharadas de crema de leche
2 cucharadas de harina
1 1/2 vasos de leche
2 cucharadas de mantequilla
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación. Cortar en trozos medianos el apio y la cebolla, disponer las verduras en una olla y saltearlas en aceite de oliva (sin dorar). Añadir tres litros de agua hirviendo, perejil, ajo, laurel, sal y pimienta a gusto, cocinar durante hora y media. Posteriormente, disponer la preparación en una batidora hasta lograr una mezcla homogénea, reservar. En una olla pequeña calentar la mantequilla, agregar la harina y leche caliente, revolver constantemente hasta hacer una salsa bechamel. Calentar la crema de apio en una olla y añadir la salsa bechamel, rectificar los aliños, apagar el fuego y agregar la crema de leche, revolver. Servir caliente.

Crema de espárragos y champiñones

1 litro de agua

7 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla grande
1 taza de champiñones
1 cucharadita de pimienta negra
2 cucharaditas de sal
1 taza de caldo de pollo
8 pedazos de pan, opcional
1/3 de taza de arroz, preferiblemente de grano largo
1/4 taza de queso Gruyère rallado
1 taza de espárragos

Preparación. En una olla grande, calentar dos cucharadas de aceite a fuego medio alto y añadir los champiñones, la sal y la pimienta. Cocinar revolviendo ocasionalmente, hasta que los champiñones estén dorados. Luego, colocar la mezcla a fuego lento y agregar dos cucharadas más de aceite de oliva a la olla; añadir la cebolla y cocinar, revolviendo ocasionalmente, hasta que la cebolla adquiera un color transparente. Agregar el agua, el caldo, el arroz y las dos cucharaditas restantes de sal a la olla. Hervir durante diez minutos, revolviendo ocasionalmente para añadir los espárragos y cocinar por cinco minutos más. Luego, en una licuadora o procesador de alimentos, hacer puré la sopa hasta que esté completamente homogénea; regresar la sopa a la olla y agregar los champiñones reservados. Mientras tanto, calentar en una bandeja para hornear los pedazos de pan untados con el restante de aceite de oliva por dos minutos; añadirles el queso Gruyère por encima hasta que se derrita. Finalmente, servir la crema con los pedazos de pan.

Crema de auyama

2 tazas de auyama
3 cucharadas de mantequilla
1 cebolla grande
1/2 taza de nata líquida
1 taza de caldo de pollo
Romero molido
Sal y pimienta molida
Perejil picado, para adornar
Preparación. Derrita la mantequilla en una cazuela y añada la cebolla y la auyama; sazónelas con sal, pimienta y romero al gusto y deje que se rehoguen durante unos 15 minutos. A continuación, incorpore el caldo hirviendo, remueva para mezclar bien y continúe la cocción durante unos 20 minutos más. Por último, pase la preparación por la batidora, de manera que se obtenga una crema homogénea, agregue la nata, rectifique que la sazón quede en su punto y sirva con perejil.