Las razones por la que el sistema de salud dominicano ha colapsado, según MiRD

Desayuno Tematico Salud MiRD

El Movimiento Independiente Rescate Democrático (MiRD) concluyó en su desayuno temático que el Sistema Dominicano de Salud ha colapsado por inequitativo, deficiente, discriminatorio, obsoleto, con baja inversión y mala calidad del gasto.

Las conclusiones fueron expuestas por Alejandro Pichardo, coordinador de la Comisión de Salud de MiRD, en su conferencia “El Sistema Dominicano de Salud: ¿es un sistema equitativo de salud?, con los comentarios de Mauro Canario, experto salubrista e investigador dominicano.

Entre los factores que más inciden en el descalabro del sistema de salud están la baja inversión en salud, llegando apenas en este 2018 a 1.8 % del PIB, cuando la OMS recomienda hasta el 6 % del PIB; la exclusión de un segmento importante de la población y la falta de una gerencia eficaz y eficiente.

A pesar que el Sistema Dominicano de Salud -SDS- está regido por la Ley No. 42-01, que establece la rectoría del Sistema, y la No. 87-01, del Sistema Dominicano de Seguridad Social -SDSS-, a través del Seguro Familiar de Salud -SFS-, mediante los Regímenes Contributivo, Subsidiado y Contributivo Subsidiado, en 15 años de inicio del SDSS, aún no se inicia el Régimen Contributivo Subsidiado, aseveró  Pichardo.

SALUD

Según reportes oficiales, el 40% de los 10 millones de habitantes de dominicanos/as tiene SFS del Régimen Contributivo; 35% tiene SFS del Régimen Subsidiado; y el 25% de la población está fuera del Sistema de Seguridad Familiar. El gasto familiar de bolsillo se calcula en 42% de los ingresos.

El SDSS debe tener como puerta de entrada el Nivel Primario de Atención, para lo cual debe haber 6,000 UNAP y solo hay 1,790, funcionando con muchas precariedades.

Un aspecto que agrava la precariedad del sistema de salud es que más de 40 de los más importantes hospitales están en reconstrucción por más de cuatro años, afectando la atención de la salud de los afiliados al Régimen Subsidiado y quienes no tienen ninguna filiación al SDSS, que son las personas que acuden a los hospitales.

Igualmente, es aguda la carencia de especialistas fundamentales para tratar casos médicos complejos en muchos hospitales, ya que en el 2016 se jubilaron y pensionaron a 1,775 médicos de alta formación y de abultada experiencia, sin que hayan sido sustituidos y poniendo en riesgo las capacidades de los futuros profesionales de la salud, agravado por falta de logística y equipamiento imprescindibles para el adecuado manejo de dichos casos; verbigracia las unidades de cuidados intensivos.

“Contrario a toda lógica estratégica, en RD hay una relación médico/enfermera de 1×1, cuando debe ser de 3 enfermeras por cada doctor.”

Para los doctores Alejandro Pichardo y Mauro Canario, los indicadores de salud de dominicana son vergonzosos e inaceptables, resaltando que una embarazada dominicana tiene 9 veces más chance de morir que una en Canadá, situando la mortalidad materna en 92×100,000 nacidos vivos; registrándose una elevación en los últimos años.
Igualmente, la mortalidad infantil, también incrementándose en los últimos años, se reporta en 31×1,000 menores de un año.

Otros indicadores afrentosos en el país son el embarazo en adolescentes y las muertes por accidentes de tráfico.Estas últimas ocupan el segundo lugar de todo el planeta. En 2016, el 27% de los nacidos en el país, correspondió a niñas de 12 a 19 años, según UNICEF.

Es inconcebible, sostienen los galenos de MiRD, que el Sistema Dominicano de Salud se rija por un catálogo carente de procedimientos diagnósticos y terapéuticos, así como de fármacos de probada eficacia.

El economista José Rijo Presbot, coordinador general de MiRD,al finalizar el evento urgió la necesidad de integrar a todos los sectores que confluyen en el sector salud y de seguridad social para hacer realidad este derecho humano fundamental, cuya posesión garantiza el disfrute de otros derechos como seguridad alimentaria, al trabajo, al libre tránsito, al libre desarrollo de la personalidad, entre otros.

La actividad conducida por Cristian Francisco, ginecooncólogo, profesor de la UASD y miembro de la Comisión de Salud MiRD, contó con la presencia de decenas de importantes especialistas de diferentes áreas de la medicina y los altos dirigentes del Colegio Médico Dominicano.