Lecturas entrevista al presidente Danilo Medina

Ubi Rivas.

-2 de 2-
El 19 de agosto 2014, el presidente Danilo Medina se pronunció, idéntico al día 19 de este mes, abriendo un cuello de cisne de interrogación sobre su definición en los comicios del 2016, en la creencia de que el vacío de precisión le endosaba ventaja en el escenario del mercado político presidencial, cuando en realidad generaba suspicacia de su talante y le reducía credibilidad como gobernante.
Ahora, el globo de ensayo que soltó con su entrevista pret a potter con la presentadora de televisión Jatna Tavárez, empezó a desinflarse ipso facto, con la precisión de la poderosa Asociación de Industrias RD (AIRD), que mediante su presidente, Campos de Moya Fernández, un cuadro de Vicini, expresó su oposición a la reelección presidencial, conforme revelan los diarios del día 22.
Es decir, que la cúpula empresarial rechaza modificar nueva vez la Carta Magna para un solo propósito egoísta, cuando ya se hizo para satisfacer la megalomanía del presidente Medina.
Es pertinente indagar los motivos que asisten a la AIRD para objetar la reelección presidencial y sus estimaciones concernientes a la estabilidad de la gobernanza y la paz social que involucra esa objeción.
En una muestra de magalomanía muy consecuente con la fanfarria que caracterizó su paso por el PACOREDO, y que pierde a más de un gobernante, los que llevan anotaciones precisaron que el presidente Medina pronunció la palabra yo 172 veces, en una hora que se extendió la entrevista, publicada en un diario tan edulcorado al gobernante como El Caribe.
El presidente Medina con abrir la interrogación concerniente a su definición a la consulta cívica de 2020, planea el control político para esa fecha, obviando que al campo resulta imposible ponerle puerta, porque por más puertas, habrá siempre más campo.


COMENTARIOS