Lenguado, el favorito de Trump

El lenguado es un pescado blanco súper bajo en grasa, ideal para una alimentación ligera.

Cien gramos de lenguado equivale a solo 1.5 grasa. Además es rico en vitaminas y minerales, entre los que destacan: B3, B9, fósforo, potasio, magnesio y yodo, lo que hace de este pescado una deliciosa opción para quienes desean llevar una dieta la alimenticia súper nutritiva pero de bajo contenido calórico.
Posiblemente por esto es el pescado favorito del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, quien lo degustó recientemente en su gira por Asia, donde también probó una salsa antigua de 360 años en una cena oficial ofrecida en la Casa Azul.
Esta exquisitez de pescado, propio de aguas templadas, va a mantener su categoría dependiendo de cómo se cocine, ya que si se hace frito, rebosado de harina, leche u otros ingredientes muy calóricos, entonces variará.
¡Vivir! le presenta algunas exquisiteces de lenguado.
Lenguado al horno

4 filetes de lenguado
2 cebollas frescas
2 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil
Aceite de oliva
150 ml de vino blanco
Sal y pimienta
Preparación. Perforar el pescado en la parte de los filetes y aderezar con sal y pimienta al gusto. En una cacerola mediana, agregar mantequilla, ajo, orégano, paprika, sal y alcaparra y cocinar durante dos minutos. Luego, poner el pescado en una bandeja de hornear y marinar con la mezcla, añadir vino, tapar con papel de aluminio y cocinar por 25 minutos aproximadamente a 350 grados.
Lenguado menier
4 filetes de lenguado
1 vaso de leche
50 gramos de harina
75 gramos de mantequilla
1 cucharada sopera de perejil picado
1 limón (zumo)
1 pizca de sal
1 chorro de aceite
Preparación. Limpiar el pescado muy bien y sazonar cada uno de los filetes con sal y pimienta. Luego preparar el lenguado para rebozar. Pasar los filetes primero por leche y luego por harina, sacudir un poco el exceso de la harina. Freír los filetes en un sartén con abundante aceite a temperatura media hasta que estén ligeramente dorados. Eliminar el exceso de aceite con papel absorbente y reservar con calor. Por otro lado, preparar la salsa menier: fundir la mantequilla en una olla pequeña a fuego medio hasta que se vuelva un poco dorada, luego añadir el zumo de limón y un poco de sal. A la hora de servir el lenguado, colocar los filetes y bañarlos con la salsa y decorar con rodajas de limón y perejil.

Lenguado a
la naranja

1 pescado lenguado de 700-800 gramos.
1 rama de puerro
1 taza de aceite
1 cucharada de mantequilla
3 naranjas
1 taza de harina
Preparación. Retirar la piel de los lenguados desde la cola para obtener los cuatro lomos limpios. Cortar cada lomo en dos trozos de modo que se pueda enrollar bien, según el ancho del pescado. Cada filete debe ser de tres dedos. Salpimentar ligeramente. Reservar en la nevera. Limpiar y picar en juliana el tallo blanco y verde del puerro. Echar en una sartén y rehogarlo con dos cucharadas de aceite y una cucharada de mantequilla hasta que quede trasparente. Lavar la naranja, sacar algunos gajos, evitar la parte blanca, exprimir, reservar el jugo. Rellenar los filetes de lenguado con una cucharadita del puerro, extendiéndolo por toda la superficie y formar rollitos bien apretados para sellar con un tallo de cebollino anudado. Luego que estén hechos todos los rollitos, pasarlos ligeramente por harina e ir colocándolos bien juntos en una sartén con aceite y mantequilla fundida dorar por ambos lados. Al darles la vuelta, rociarlos con el vermut y el zumo de naranja y dejar reducir la salsa. Por último, decorar con los rizos de naranja y servir.


COMENTARIOS