¿Les digo Algo?

“El agua debe ser el eje central del ordenamiento del territorio, sin embargo, a pesar de la limitada disponibilidad de recursos hídricos, la planificación de nuestro desarrollo no parte del criterio de cuenca, lo que implica una grave amenaza para su producción y si no se pone freno a las causas de su escasez, el país está comprometiendo su presente y su futuro.” Estas palabras fueron dichas por Luis Carvajal a los contertulios de El Grupo a quienes se les crisparon los rostros por la severidad de la expresión.
El Grupo es una fraternidad de ciudadanos de varias generaciones que se conocieron en las escuelas, liceos, colegios, universidades y movimientos políticos en los que coincidían los jóvenes en los años aciagos de la República, y esta vez se interesaron en ponerse al tanto de la situación del agua en la República Dominicana e invitaron a Carvajal para que les diera una conferencia sobre el tema.
Tienen cuarenta y dos años reuniéndose para mantenerse vinculados al devenir del país, aportando a su desarrollo cada uno desde su área profesional, indicador del compromiso que tienen con la patria. Como no los anima otro interés que ese a ninguno se le ocurrió ponerle nombre al colectivo, reconociéndose como “El grupo”.
Cada dos meses concurren en uno de los hogares de los contertulios con una agenda que puede incluir discusiones, conferencias de temas nacionales, excursiones de reconocimiento del territorio, visitas a lugares afectados por la contaminación ambiental.
Escuchar la realidad que afecta la producción y abastecimiento de agua que circula por y necesita el país era como un mazazo que dejaba perplejos a los integrantes del Grupo, sintiéndose cada vez más interesados en la clara y sincera presentación del expositor.
Entre los fundadores El Grupo se encuentran ciudadanos de la talla de los doctores Guillermo García Lorenzo, Rafael Pichardo y su esposa Hilda Lafontaine, Julio Hiraldo y Cesarina de Hiraldo, en cuya casa se hizo la conferencia, Sánchez Limardo y su esposa Sonia, Manolo Zaiter y Nancy su esposa, Emil Bodden, Abelardo Jiménez Lambertus, Rafael Eusebio y señora, Osiris de León y su esposa, Gustavo Alba y Emilia de Alba quien funge de coordinadora, entre otras personas.
La coincidencia en este círculo denominado El Grupo, de estos ciudadanos conocidos por sus aportes al bienestar colectivo, explica que se hayan mantenido unidos en participar en los eventos que han requerido de sus aportes como profesionales.
A El Grupo le importa el deterioro del medioambiente, el descalabro moral y productivo del país, el desastre de la salud y la educación, la desarticulación de la investigación como eje importante del avance de la nación, el declive de la justicia y la corrupción que perjudican tan negativamente al pueblo dominicano.
Aquella noche, en la casa de los Hiraldo, los miembros de El Grupo adquirieron una mayor conciencia de la necesidad de que la población dominicana luche para que las autoridades asuman con seriedad el problema de la producción y abastecimiento de agua.