Letizia: la reinvención constante de un estilo

A1

Una coleta de burbujas o “buble ponytail”, trenzas a modo de diadema, recogidos retro o moños bajos; o la melena, con ondas al agua, lisa, con efecto “wet”, o con el que fue archicomentado corte “bob”, la reina Letizia no renuncia a lucir diferentes “looks” de belleza.
En definitiva le gusta cambiar de peinado, actualizar su estilismo, algo que practica más desde hace tres años, una serie de cambios que comenzó a variar desde que acudiera al acto de proclamación del rey Felipe VI con una trenza a modo de diadema que retiraba el cabello del rostro.

Doña Letizia, una mujer actual que sigue las tendencias y que también las crea, es consciente de que cada vez que aparece en un acto oficial, los “flashes” suenan sin control.

Los fotógrafos y la prensa captan cada uno de sus gestos, los detalles de su vestuario, se analiza el maquillaje y sus cambios de peinado; también los cortes de cabello pasan por el tamiz de la disección.

Eso ocurrió cuando hace unos meses, a punto de celebrarse el tercer año de la proclamación como monarca del rey Felipe VI, la reina estrenó peinado: una coleta de burbujas o “buble ponytail”, un recogido de máxima tendencia.

Pero la primera vez, desde que es reina, en la que todos los focos se centraron en su cabello fue cuando apareció con el corte de pelo “bob”, una melena corta y ultra lisa, a la altura de la barbilla, que dio la vuelta al mundo.

Sus peinados de trenzas. Antes de cortar la melena, la reina Letizia había lucido recogidos y peinados que simulaban el corte de pelo “bob” que levantó ríos de tinta, algunos de esos momentos se dieron durante la entrega del Premio Nacional Joven Empresario, o en la recepción en el Palacio de El Pardo al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, y su esposa, María Clemencia Rodríguez.

Una melena que ha lucido con ondas marcadas, rotas, con recogidos “messy” e incluso con coquetos moños bajos. La reina no quiere renunciar a lucir diferentes “looks”.
El cabello se ajusta a la agenda. Por la mañana, en audiencias y actos oficiales, doña Letizia suele optar por el pelo liso, mientras que en viajes oficiales, y recepciones de tarde y noche, transforma su melena en originales recogidos de aire retro.

Uno de los más fotografiados fue el “buble ponytail”, una coleta con raya al lado y acabada con algún mechón suelto, una tendencia muy juvenil y original que también han lucido “celebrities”, modelos y cantantes como Kendall Jenner, Blake Lively o Olivia Wilde.

A doña Letizia le gusta arriesgar con el cabello, siempre dentro de su propio estilo. Unos días prefiere lucir su larga melena castaña con suaves reflejos en tonos miel cayendo sobre sus hombros; otros, luce trenzas de raíz en un recogido lateral que destilan notas punkis.


COMENTARIOS