Liderazgo mundial del turismo chino

EDUARDO KLINGER PEVIDA.
EDUARDO KLINGER PEVIDA.

Cuando se busca se encuentra. El que investigue sobre el sector turístico chino y su impacto planetario descubrirá con facilidad que lo que se dice de la economía china y su posicionamiento en el turismo del mundo no es un “cuento chino”. Si se quiere se puede intentar ignorarlo y el que quiera puede autoconsolarse con otros “cuentos chinos” pero los testarudos datos están ahí.
El comportamiento de la economía china no puede ser más contundente creciendo a una tasa hasta tres veces – en el 2016 fue cuatro veces – superior a la que crece Estados Unidos. Aplicando una racional política socio económica con alto contenido social ha llevado lo que era una enorme pobreza a un nivel muy por debajo del 10%, forjando, a la vez, una clase media pujante que ya rebasa los 700 millones de personas y sigue creciendo. Imposible en nuestros días estar de espalda al comercio, inversiones y turismo procedente de China. El gigante asiático es el primer centro de origen y destino turístico. Habiendo empezado en 2010 su desarrollo hotelero hoy cuenta con 35 cadenas nominalizadas en ranking mundial, operan más de 21 mil hoteles con 2 millones y medio de habitaciones en casi 100 países. Algunas cadenas desarrollan modalidades diseñadas exclusivamente para turistas chinos. Solo ShanghaiJinJiang International Hotel Group Co, quinta en el ranking mundial, posee más de 600 mil habitaciones en 6 mil hoteles. Otras cadenas chinas también se colocan dentro del ranking de las 10 principales. El Consejo Mundial de Viajes y Turismo estima que en la próxima década el 25% de los empleos mundiales estarán en el turismo y China ocupará un lugar clave. Según la Organización Mundial de Turismo – OIT – China representa el 20% del gasto turístico en destino, el doble de Estados Unidos. Para expertos el turismo chino apenas ha comenzado.

Los turistas chinos se están destacando por las compras, especialmente de marcas exclusivas y de lujo. En 2015 gastaron más de 50 mil millones de dólares solo en compras, estimándose que lo destinado a las mismas constituye una tercera parte de su presupuesto de viaje. Para la OIT China ha incrementado sus gastos en el extranjero en 27% llegando a más de 175 mil millones de dólares lo que la lleva a generar más del 13% de los ingresos mundiales del turismo en diversos destinos. El interés en el Caribe es creciente. Air China vuela dos veces semanales a La Habana y una a Panamá e inversores asociados al turismo invierten en Jamaica, Bahamas, Antigua & Barbuda y Surinam y se acercan a Haití. Cuba aspira a convertirse en centro de operaciones de cruceros chinos para el Caribe. Creciendo 13% anual visitaron Cuba en 2016 unos 41 mil chinos.
Habría sido una miopía absurda que el principal destino turístico del Caribe, aspirando a alcanzar los 10 millones de turistas en un futuro cercano siguiera ignorando al país líder turístico en el mundo de hoy.


COMENTARIOS