Líderes países en conflicto se verían hoy cara a cara

Artículo Siguiente

http://hoy.com.do/image/article/144/460x390/0/1F814ADC-125D-4E57-8AC6-451406823021.jpeg

MANUEL JIMÉNEZ
[email protected]
La XX Cumbre del Grupo de Río, que se celebrará este viernes en Santo Domingo, brindaría el escenario para un encuentro cara a cara entre los presidentes de Colombia, Ecuador y Venezuela, enfrascados en una disputa diplomática que mantiene en vilo a toda la región, destacaron ayer autoridades dominicanas.

El presidente Leonel Fernández, anfitrión del encuentro, siguió ayer ocupado en sus esfuerzos personales para buscar “puntos de conciliación” entre los mandatarios Álvaro Uribe, de Colombia; Rafael Correa, de Ecuador y Hugo Chávez de Venezuela, que se darán cita en la reunión, según ha confirmado el Palacio Nacional.

Fernández abordó también el tema de la crisis regional con los presidentes de México, Felipe Calderón y de Colombia, Álvaro Uribe, a quienes recibió por separado en su despacho del Palacio Nacional inmediatamente después de su respectivo arribo al país.

Previamente, el gobernante había recibido al Secretario General de la Cumbre Iberoamericana, el uruguayo Enrique Iglesias, quien admitió que la crisis diplomática entre Colombia, Venezuela y Ecuador había estado en la agenda del encuentro.

Iglesias confirmó las versiones extraoficiales de que la cumbre se abocará a conocer la crisis regional, en especial el pedido del Presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien estaba supuesto a llegar al país esta madrugada, de una condena total a Colombia.

“Ese tema tema será tratado mañana (viernes) por los presidentes”, dijo Iglesias, quien descartó un enfrentamiento bélico entre ambos países. “Yo estoy confiado en una salida diplomática y pacifica al conflicto”, dijo Iglesias al salir del despacho de Fernández.

Fernández ha sostenido al menos dos conversaciones telefónicas con sus colegas de los países envueltos en la crisis países, con quienes tiene “cordiales relaciones personales,” según destacó el martes un comunicado del Palacio Nacional.


COMENTARIOS