Litis familiar sería origen tiroteo iglesia de Texas

A1

Devin Patrick Kelley, que mató a tiros a 26 personas en una iglesia de Texas, habría actuado motivado por problemas familiares, dijeron las autoridades este lunes, mientras el acceso a las armas de fuego en Estados Unidos vuelve a estar sobre la mesa.
La masacre del domingo, ocurrida solo cinco semanas después del tiroteo más mortífero perpetrado en Estados Unidos, se produjo cuando Kelley, de 26 años, vestido de negro y con chaleco antibalas abrió fuego con un rifle de asalto contra los feligreses en una iglesia bautista, dejando además una veintena de heridos. Las víctimas, con edades entre cinco y 72 años, asistían al servicio de la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, una localidad rural de unos 400 habitantes y ubicada 50 kilómetros al sureste de San Antonio. Freeman Martin, del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo este lunes a la prensa que “había un diferendo en esa familia” y agregó que la suegra de Kelley frecuentaba la iglesia donde ocurrió el ataque.
Según el funcionario, el ataque “no tuvo una motivación racial, y tampoco estuvo relacionado a creencias religiosas. Había un problema doméstico con sus familiares políticos”, añadió.
De acuerdo con Martin, Kelley sabía que su suegra asistía a esa iglesia y que antes del sangriento ataque había enviado “mensajes amenazadores”.
La Fuerza Aérea informó que Kelley prestó servicio en una base de Nuevo México desde 2010, antes de ser juzgado por una corte marcial en 2012 por agredir a su esposa e hijo. Fue sentenciado a 12 meses de confinamiento y recibió una baja por “mala conducta”, según dijo a AFP Ann Stefanek, portavoz de la Fuerza Aérea. Sin embargo, “las informaciones preliminares muestran que el delito de violencia doméstica de Kelley no fue inscripto en el registro del Centro nacional de información criminal (NCIC)”, indicó Stefanek más tarde. La portavoz precisó que se inició una investigación para comprobar si otras condenas pudieron eludir el sistema de inscripción en el registro de criminales. El tirador fue descrito por las autoridades como un joven blanco que aparentemente se suicidó cuando huía en su auto y mientras era perseguido por dos ciudadanos. “Creemos que él tenía una herida autoinfligida por arma de fuego”, dijo el sheriff Joe Tackitt a la cadena CBS. Kelley abrió fuego afuera de la iglesia antes de entrar y seguir disparando, dijo Martin. “Cuando salía de la iglesia, un residente local tomó su rifle y enfrentó al sospechoso”, detalló Martin.


COMENTARIOS