¡Llegó el momento de empezar a comer sólidos!

A1

La introducción de alimentos sólidos en la dieta del bebé puede suponer una preocupación para muchos padres. Los expertos de Suavinex nos ayudan con ciertas pautas:
Comenzar introduciendo una ración diaria de sólidos, si es posible, a través de las papillas.
Incorporar nuevos alimentos de manera gradual y en pequeñas cantidades, siempre bajo supervisión pediátrica.
Elegir un momento en el que el bebé esté tranquilo y relajado, para hacer que asimile las texturas más fácil.
Mantener una alimentación mixta en la que se combine leche materna o de continuación.
Colocar al bebé en una postura erguida a la hora de comer para que pueda tragar bien y evitar que se atragante.
Ir dejando paulatinamente trocitos en la papilla para que se acostumbre a la masticación.
Invitar, a partir de los ocho meses, a probar alimentos que pueda coger con las manos, para que descubra texturas y sabores nuevos para él.
Ofrecer cucharas y biberones con asas, en pro de su autonomía.
No dejarlo solo mientras come.
Mantener la higiene bucal.


COMENTARIOS