Llegó la hora de la iluminación inteligente

JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ ROJAS

Al llegar a Guadalajara como acompañante de nuestro equipo Águilas Cibaeñas, nos enteramos que se había realizado el Congreso Global de Integradores de Sistemas de Panduit 2018, en el cual el señor Luis Espinosa, gerente general de mercadotecnia de Philips Lighting en América Latina, desarrolló el tema “tendencias como el internet de las cosas y los edificios inteligentes, han impactado en el sector iluminación haciendo que se busquen nuevas oportunidades de negocio”.
Hace unos pocos años, era muy difícil creer que una lámpara tuviese un uso diferente que iluminar una habitación. Ahora, con la integración de sensores y conexión a internet, es una realidad que esta tecnología podría adoptarse en las empresas en el 2018. Muestra de ello es que con la tecnología Hot Desking, se puededeterminar con exactitud el espacio necesario para realizar labores específicas en una compañía, lo cual ahorraría espacio y reduciría la factura eléctrica. Además, la utilización de las lámparas y focos con un sensor GPS, permitiría la ubicación de las personas en los edificios inteligentes.
Conscientes de que este proyecto deberá tener inmensas posibilidades para paliar la enorme falta que en materia energética ha sufrido nuestro país desde hace más de tres décadas, nos permitimos en esta entrega, esbozar lo beneficioso que sería que los responsables de la CDEEE se empapen de los alcances de este proyecto, el cual significaría un ahorro considerable para los usuarios dominicanos, especialmente para el sector empresarial e industrial.
En la aplicación de esta tecnología en un sistema de iluminación, se estaría poniendo en práctica una experiencia personalizada especialmente para los edificios inteligentes, que actualmente se construyen. Pone de ejemplo, la integración en un foco o lámpara, un sensor que puede detectar cuantas personas hay en una habitación, información clave para que una compañía utilice únicamente la energía necesaria y por ende, economizar el pago de la factura eléctrica y se refirió a encuestas realizadas por Philips, en algunos casos, solo el 50 por ciento de las oficinas tienen ocupación efectiva, así como que el 20 por ciento de los salones reservados para juntas o conferencias, están sub-utilizados.
El principal reto para los promotores de este avanzado e innovador proyecto, es la resistencia al cambio por los empresarios al ser un producto poco convencional, ya que cuesta bastante dinero el conectar un foco a un cable de internet, algo que hasta el presente era impensable.
En nuestro país creemos que todavía esta tecnología no está al alcance de la gran mayoría de las empresas nacionales. Solo algunas, en especial las transnacionales, podrían aventurare en un país con escasos edificios inteligentes, a gastar ingentes recurso sin todavía, a nivel mundial, cuantificarse los beneficios. Nuestros empresarios han sido siempre muy conservadores cuando de innovaciones tecnológicas se trata, prefieren esperar que sean otros los que tomen el riesgo, tanto del éxito como del fracaso.
Desde nuestro punto de vista, somos de opinión que debemos ser cautos con los limitados recursos económicos que poseemos. Debemos recordar, que en el pasado hubo proyectos con características de futuristas que abortaron. Citaremos varios ejemplos El motor rotativo wrankel que inicialmente tuvo un éxito con la fábrica japonesa Mazda, actualmente está prácticamente descontinuado por el alto grado de contaminación en la expulsión de los gases. En el año 1857, Ford Co., para competir con los vehículos de la General Motors, fabricó lo que pensaron sería el vehículo del futuro al cual denominaron Edsel. Este ha sido el mayor fracaso en la industria automovilística estadounidense, perdiendo millones de dólares y prestigio a la constructora de Detroit. Por último, Sony invirtió cuantiosos recursos en el Betamax, hoy en día, nadie recuerda este instrumento que servía para trasmitir música y grabar programas.