Lluvias de Beryl afectaron más de dos mil viviendas; mantienen 13 provincias en alerta

SANTIAGO.-  Después de las fuertes y prolongadas  lluvias del pasado lunes causadas por la tormenta Beryl que inundaron calles y viviendas en el casco urbano y los barrios de las zonas vulnerables de esta ciudad, ayer todo volvió a la normalidad, según informó la Defensa Civil.   En Savica las lluvias  inundaron calles y viviendas.  Hoy/Fuente Externa 10/7/18
SANTIAGO.- Después de las fuertes y prolongadas lluvias del pasado lunes causadas por la tormenta Beryl que inundaron calles y viviendas en el casco urbano y los barrios de las zonas vulnerables de esta ciudad, ayer todo volvió a la normalidad, según informó la Defensa Civil. En Savica las lluvias inundaron calles y viviendas. Hoy/Fuente Externa 10/7/18

El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) mantiene 13 provincias en alerta verde por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

Las provincias son: Hato Mayor, San Pedro de Macorís, La Vega, Monseñor Nouel, Monte Plata,  Sánchez Ramírez , San José de Ocoa, el Gran Santo Domingo,  El Seibo, La Altagracia, La Romana, Duarte, en especial Bajo Yuna y San Cristóbal.

Asimismo, el organismo informó que por las inundaciones provocadas por la tormenta Beryl siete viviendas fueron destruidas y 2,348 afectadas. Además,  11,740 personas fueron desplazadas casa de familiares y 22 llevadas a albergues oficiales.

Situación Meteorológica. La activa onda tropical se alejó del país, quedando las condiciones del tiempo con incidencia de una masa de aire con menor contenido de humedad, además tendremos importantes valores de polvo proveniente del desierto de Sahara, siendo así, se espera una disminución significativa de las lluvias en gran parte del país, sin descartar, ligeros aumentos nubosos con chubascos dispersos y aisladas tronadas hacia algunos puntos de la región noreste, cordillera Central y zona fronteriza, principalmente en horas de la tarde, debido a los efectos locales de calentamiento diurno y orográficos.