Loma de Miranda

Por JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ ROJAS
17 mayo, 2013 9:18 pm Sé el primero en comentar

Ahora que aparentemente se ha solucionado el problema causado por el contrato leonino que había sido firmado con la Barrick Gold, es hora de prevenir un futuro encontronazo con la compañía minera que quiere explotar la Loma de Miranda, a lo cual se oponen, no solo la Academia de Ciencias de la República Dominicana, los ecologistas,  la iglesia católica y los moradores de esta zona rica en biodiversidad y acuíferos, sino la casi totalidad del pueblo dominicano.

En efecto, desde 1971 venía operando en la zona de Loma Peguera, provincia Monseñor Nouel, la Falconbridge Dominicana (Falcondo), la cual ha sufrido una metamorfosis y hoy Falcondo es una unidad de negocios de Xstrata Nickel, una compañía canadiense con sede en Toronto, Ontario, Canadá.  Esta minera ha tratado por todos los medios posibles, tanto radiales, televisivos y escritos, para demostrarle a los dominicanos que la explotación de la Loma Miranda no afectará, ni al ecosistema ni tampoco a la biodiversidad y mucho menos a las venas y nacimientos de arroyos y escorrentías que se encuentran en la zona.

Como todavía no se han iniciado las operaciones mineras fruto de la oposición valiente y decidida, tanto de los ambientalistas como de los investigadores y expertos en asuntos ecológicos, hay que estar prevenido y sobre todo, tener a mano los elementos y argumentos científicos para que no se tenga que llegar a confrontaciones peligrosas que pueden poner en peligro equipos, maquinarias  y hasta vidas humanas, en el caso de que Falcondo no desista en su intención de explotar este yacimiento.

El pedimento que se le ha hecho al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) lo estimamos improcedente, ya que un organismo, aún sea de Naciones Unidas, no puede recomendar la ejecución de una acción que vaya en contra de la soberanía de un Estado Miembro, como es el caso de la República Dominicana.

La Constitución de la República votada en el año 2010 vigente, cuando se refiere a la soberanía, en su Artículo 2 expresa lo siguiente: “La soberanía reside exclusivamente  en el pueblo de quien emanan todos los poderes….”.  Asimismo, el Artículo 14 establece claramente que: “Son patrimonio de la Nación los recursos naturales no renovables”.

 Los ecologistas aducen que la Loma Miranda es una reserva natural desde donde manan varios ríos importantes para la región.  Aquí debemos citar el Artículo 15 de nuestra ley de leyes que reza así: “El agua constituye un patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida.  El consumo humano del agua tiene prioridad sobre cualquier otro uso”.  Más claro, ni la misma agua.

Aparte del precedente de la Barrick Gold, los mineralogistas de Falcondo que pretenden continuar labores de minería en la Loma de Miranda, deben recordar lo acontecido con la Cementera que se pretendió instalar en Gonzalo; no obstante, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de entonces haberles otorgado el permiso de explotación.  El pueblo, por intermedio de naturalistas, ambientalistas y agricultores montaron una vigilia tan tenaz, que los empresarios no tuvieron otra opción que salir con las sábanas por un canto.

Originalmente, Falcondo tenía un programa de reforestación dirigida por el especialista en dasonomía Carlos Di Franco, quien tenía un buen surtido vivero de pino occidentalis.  Cuando las máquinas pesadas descortezaban la tierra en esta mina a cielo abierto y arrasaban toda la vegetación, Carlitos como era conocido, procedía a sembrar el terreno devastado.  Pero, con el tiempo, ese mismo terreno fue de nuevo arrasado y todos aquellos pinos volvieron a desaparecer y quedar la tierra asolada.

Para desgracia de los veganos, en Guaigüí, Falconbridge descubrió otro yacimiento de ferro níquel. Actualmente, enormes volquetas hacen el trayecto cargados de material, ida y vuelta, para ser procesado en la planta de Loma Peguera y después de convertidos en una especie de “mojones”, son introducidos en unos enormes sacos de fibras especiales con asas, para que las grúas los puedan izar a los buques anclados en el muelle de Haina.  En este puerto también tenían una terminal de crudo y por medio de un oleoducto bombeaban el petróleo crudo hasta la planta en Bonao.  Varias veces esta tubería se ha roto y el derrame ocasiona graves daños ecológicos a la agricultura por donde la misma de manera soterrada pasa.

El Estado Dominicano debe mantener ojo avizor con Xstrata Nickel y no permitir que se ejecuten labores de minería en la Loma

Miranda, aunque el PNUD dé un informe favorable, ya que corre el riesgo de perder el triunfo obtenido sobre Barrick Gold y desatar la furia de los mil demonios en una población dispuesta a no permitir este atentado a la ecología y la biodiversidad.

Sé el primero en comentar
Políticas de comentarios - ¿Cómo comentar?

hoy

Políticas de comentarios

La administración se reserva el derecho de editar o borrar cualquier mensaje posteado por los usuarios.

Los datos personales y la IP son registradas cada vez que el visitante postee un mensaje. Si tiene una queja sobre algún comentario, por favor contáctenos de inmediato.

No compartimos su información con terceras partes o compañías

Por favor, lea las reglas antes de postear:

  • • Anuncios Comerciales - No se permiten comentarios con link o anuncios comerciales. Si desea anunciarse en nuestro site contáctenos para recibir información adicional.
  • • Contenido Ofensivo - No postee contenido ofensivo o sexual. Este tipo de contenido queda terminantemente prohibido y resultará en la restricción permanente del usuario
  • • Comportamiento - Cualquier comentario ofensivo a otro usuario, en molestia o en forma de amenaza no será permitido. Si se da el caso de dicha conducta, el acceso de el usuario podrá ser restringido permanentemente.
  • • Fuera de Contexto - Deben mantener los comentarios dentro del contexto del artículo.