“Los Asesinos del Futuro”

Manuel Cruz

Uno de los cuentos chinos mejor contado de toda la historia es la idea de que, cuando falla la diplomacia lo que viene es la guerra. Ese aforismo nos lleva inmediatamente a preguntarnos ¿son los diplomáticos representantes políticos y socioeconómicos de su nación o agentes de seguridad? Desde esa perspectiva, hay que señalar que la diplomacia nunca ha detenido ninguna guerra y hay decenas de ejemplos. Las guerras y el asesinato en masas de personas inocentes desde que se formaron las primeras civilizaciones a orillas del Tigris y el Éufrates se han producido por 4 elementos; geopolítica, geoestratégia, geoeconomía y por un fundamentalismo disfrazado.

Después de la aparición del concepto de “Posverdad” de Steve Tesich, gran parte de la población mundial ha comprado el discurso retórico y artificiosode que las guerras están íntimamente ligadas a los desmanes de gobernantes beligerantes y ultraconservadores como Hitler, Stalin, Eisenhower, Nixon, los Bush, Trump etc. Sin embargo, todos los asesinatos masivos de personas en las llamadas guerras se han suscitado por los recursos naturales con la asesoría de eruditos y multinacionales. Eso lo demuestran en sus obras los profesores Michael Klare y Santiago Camacho,con mayor acentuación;después de la aparición del Destino Manifiesto, de la Doctrina Monroe,del acuerdo de Sykes-Picot y de las guerras de tercera y cuarta generación.
El Litio

Así como se han asesinado a millones de personas por tierras, oro, petróleo, gas, agua, carbón, diamantes, por el control de las rutas comerciales y la venta a gran escala de armas de última generación Etc. Con el avenimiento y desarrollo de la tecnología, la irrupción de potencias emergentes que han reconfigurado el tablero geopolítico global y, con la búsqueda de recursos alternativos para la generación de energía entramos en lo que los analistas han definido como la guerra liquida.Por ello, el litio es uno de los recursos más importantes de todo el planeta, ya que con el mismo; se anuncia la desaparición paulatina de la gran dependencia que tenemos del petróleo.

El llamado el oro blanco tiene sus mayores reservas en el salar de Ayuni en Bolivia, en el salar del hombre muerto en Argentina y en el salar de Atacama en Chile, en lo que se ha definido como el “Triángulo del Litio” representando el85% de todas las reservas del planeta. De igual forma, hay reservas en Colombia y Afganistán. Este mineral para muchos desconocidos, es con el que se está desarrollando la industria automovilística de vehículos a baterías, en la industria farmacéutica para medicamentos psiquiátricos de última generación, se usa para las naves espaciales, submarinos y para extraer el dióxido de carbono del aire, para aplicación nuclear y para el desarrollo de celulares inteligentes.

El Coltán

Otro de los asesinos más sanguinarios que ya tiene el mundo es el Coltán, mineral compuesto de columbita y tantalita que desde 1996 al 2003 se apoderó de la vida de casi 6 millones de ciudadanos en la República Democrática del Congo. En la misma, hay aproximadamente el 80% de toda la reserva mundial y, hasta el momento las demás reservas se encuentran en Ruanda, Burundi, Etiopia, Australia, Canadá, China, Brasil y desde el 2009; se encontró una importante reserva en Venezuela. En ese sentido, en la actualidad es uno de los recursos más importantes del mundo que sirve para la construcción de los oleoductos, para las centrales nucleares, para los trenes magnéticos, celulares, computadoras, drones y los satélites de las potencias con los que vigilan el mundo.

El Hielo Combustible

Desde mayo del 2017 la República Popular China, anunció al mundo que había encontrado un mineral al que denominan Hielo Combustible, que sin duda alguna se convertirá en la nueva energía del futuro y en otro de los genocidas. Se estima que las mayores reservas de ese recurso compuesto de hidrato de metano y agua congelada se encuentran en el mar meridional de China, lo que constituye un ingrediente adicional al antiquísimo conflicto entre China, Taiwán, Filipinas, Vietnam, Malasia, Singapur y Brunei por el control y delimitación fronterizo de estas aguas. Estudios revelaron que en el mundo hay una 10 veces más cantidad de “hielo combustible” qué gas de esquisto, a la vez que por cada metro cubico de hielo; se obtiene 160 metro cúbicos de gas metano.

Como puede observarse, estos nuevos asesinos representan de manera inequívoca el mantenimiento, consolidación y desarrollo de esta “Sociedad Postcapitalista” en que vivimos, como la definió el tratadista y filósofo austriaco Peter Drucker. Además, nadie puede olvidar que la industria armamentística es la más poderosa y criminal del mundo. Según estudios del Instituto Internacional para la Paz de Estocolmo (Cipri) cada año se gastan 2 billones en gastos militares; cifra que representa el 3.1% de todo el PIB mundial. Ese negociazo se demuestra con la muerte de 30, millones de personas después de la Segunda Guerra Mundial, motivo por el cual; se estima que cada año los costos económicos por los conflictos son de 4.75 trillones de USD.