Los Hermanos Rosario una emotiva “bomba” musical

A1

Aproximadamente a las nueve de la noche, “Me tiene amarrao” abrió el telón que dio paso a un show vibrante donde las interpretaciones, la musicalización y el ambiente transportaron orgánicamente al público a la época dorada del merengue.
Entre la algarabía y los sentimientos encontrados de los asistentes, Los Hermanos Rosario, quienes se unieron para celebrar su 40 aniversario en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional, realizaron un emotivo homenaje a su fallecido hermano Pepe, que dio paso a un espectáculo sin desperdicios, en el que primó el talento de una agrupación que continúa siendo una de las favoritas del público dominicano.

“Toño, quiero decirte delante de este público fabuloso que estamos muy contentos de celebrar estos 40 años de esta dinastía como hermanos que somos, como hermanos que se quieren”, fueron las palabras de un Rafa Rosario emocionado, que se unió en un abrazo a su hermano, con quien posteriormente interpretó temas como “Cumandé”, “El Lápiz”, “Bonifacio”, “Pecadora”, “La Luna coqueta”, “Mi tonto amor”, “Adolescente” y “Borrón y cuenta nueva”.

“¡Que viva la familia, que no se pierdan los valores que te dan tus padres!”, prosiguió Rafa Rosario, quien, con orgullo, anunciaba que su padre de 96 años también se encontraba apoyándolos dentro del público.
Y, con un gesto de agradecimiento, el intérprete hizo poner a su progenitor de pie, el hombre visionario que vendió su casa para comprarles instrumentos musicales a sus hijos, sin imaginarse que, gracias a esta acción, sus descendientes más cercanos se convertirían en leyendas del merengue. Las muestras afectivas no terminaron aquí. Tras la interpretación de un “rosario” de canciones “rompe cintura”, hizo su entrada al show Francis Rosario, hermana de la dinastía y quien en los años 80 impuso un estilo sensual muy peculiar como bailarina de la agrupación. Y como era de esperarse, esta se unió a la celebración de sus hermanos.
La sangre nueva también estuvo presente en el show. Rafely Rosario hizo lo suyo sobre el escenario, subió a tarima por un momento, sorprendiendo a los asistentes. Rafa Rosario, quien de inmediato se dejó seducir por la algarabía de un público que llevaba un tiempo esperando el concierto que reuniría a los verdaderos “Dueños del Swing”, interactuó de modo directo con algunos espectadores, retratándose con ellos mientras interpretaba “Yo quiero que me des un like”.

“El Galáctico” llegó en moto. Luego de que “El Cuquito” protagonizara un musical en solitario, con temas emblemáticos como “Alegría”, “Discúlpame” y “Beso a beso”, este regresó al escenario, pero esta vez no llegó solo, sino junto a un grupo de motociclistas que rechinaron sus neumáticos para darle paso al popular merengue “Dale, vieja, dale”, su más reciente éxito.
El concierto contó con la producción artística de Guillermo Cordero.