Los Hornets Deben mejorar para ir a playoffs

11_09_2018 HOY_MARTES_110918_ Deportes2 B

Muy poco fue lo que hizo la gerencia de Charlotte Hornets durante la temporada muerta tras su pobre desempeño el año pasado.
Su récord de 36-46 fue uno de los peores de la Conferencia Este y al parecer poco cambiará su pasado.
Aún más, la partida de Dwight Howard deja un gran vacío, a pesar de su difícil temperamento.
Aunque muchos piensan que la decisión del nuevo General Manager, Mitch Kupchak, es la correcta aldeshacerse de Howard, ya que a pesar de ser dominante debajo del palo, desestabilizaba al equipo.
Pero ahora lo más importante para la tropa del propietario Michael Jordan es enfocarse en lo que será la presente campaña de la NBA.
Pese a perder a Howard Michael Carter-Williams (Houston), Treveon Graham (Brooklyn), Mangok Mathiang, Marcus Paige y Julyan Stone, el equipo mejoró con las adquisiciones de Bismack Biyombo (Orlando),Tony Parker (Spurs) Miles Bridges (N), Devonte’ Graham (N) y J.P. Macura (N).
Biyombo, un centro de 6’ 9 de estatura, viene de promediar a 5.7 puntos por encuentro, 5.5 rebotes y 1.2 balones bloqueados.
El veterano Tony Parker aún puede de ser de gran valía como suplente.
Lo cierto es que el joven entrenador James Borrego tendrá en su mano una escuadra con deseo de superarse.
Uno de los puntos que debe mejorar la franquicia con sede en Charlotte, Carolina del Norte, es su defensa.
Basta con observar que su ofensiva fue de las mejores de la liga al promediar 108.2 tantos por partido, pero sus adversarios le anotaron 108.0.
El quinteto abridor estará liderado por su base Kemba Walker, quien viene de una muy buena temporada.
Basta con observar su average de puntos por juego de 22.1, 5.6 asistencias y 3.1 rebotes.
Su facilidad para perforar la defensa y sus tiros certeros son facetas que bien adornan sus sistema de juego dentro del tabloncillo.
La franquicia se mueve alrededor de su figura.
Nicolas Batum es otro jugador que en los últimos años ha sacado la cara por los Hornets.
El escolta tuvo average de 11.6, 5.5 asistencias y 4.8 balones atrapados.
Los Hornets esperan más producción ofensiva este año del alero Michael Kidd-Gilchrist.
El veterano jugador que está en su séptimo año con la franquicia debe mejorar su porcentaje de tiros, pues solo promedió 9.2 por encuentro.
Ni hablar de su average de asistencias (1.0).
El ala pívot Marvin Williams no lució tan mal la contienda pasada con 4.7 rebotes y 9.5 tantos.
El quinteto inicial lo completa Cody Zeller con cinco años de experiencia en el mejor baloncesto del mundo.
Sus números deben mejarar si es que Charlotte quiere por lo menos ocupar el octavo puesto clasificatorio.
Viene de una temporada de 7.1 tantos por juego, 5.4 balones atrapados y 0.6 tiros bloqueados.
Tienen talento y deseos de llegar bien lejos.


COMENTARIOS