Los miedos se superan enfrentándolos

Iván Gómez completó en Oceanía  su meta de ondear la bandera de RD por las montañas más altas de los cinco continentes. Para este joven, subir a la cima de   la Pirámide de Carstensz resultó más difícil, física y emocionalmente, que llegar al tope del Kilimanjaro  y que al Elbrus, dos cimas que coronó en 2005 y 2007.

La única manera de superar los miedos es enfrentándolos”. Con esa frase,  Iván Gómez completó en Oceanía  su meta de ondear la bandera de República Dominicana por las montañas más altas de los cinco continentes.

Para él, subir a la cima de   la Pirámide de Carstensz, resultó más difícil, física y emocionalmente, que llegar al tope del Kilimanjaro  y que al Elbrus, dos cimas que coronó en 2005 y 2007.

“Fueron  12 días de atravesar la selva,  sufrir los constantes cambios del clima y evidenciar los enfrentamientos entre dos tribus aborígenes que se disputaban la zona que teníamos que atravesar para llegar a la montaña”, recuerda el padre de Axel, un pequeño de dos años a quien define como su principal motivación.

El presidente de “Desde el Medio Tours” fue una de las cinco personas que   pudo llegar a la cima del  Carstensz, la montaña insular más alta del mundo y la más alta del Continente de Oceanía, de un grupo de 12 que empezó la expedición.

Iván, conferencista  motivacional, reconoce que el miedo invade a cualquier montañista en un momento determinado. Sin embargo, ese miedo le impulsó a completar su meta.

Nomás proyectos.  Tras ascender Carstensz, que tiene  4,884 metros  sobre el nivel del mar, Iván indica que no tiene en carpeta proyectos similares.

 El empresario y director de la fundación Desde El Medio se dedicará a impulsar proyectos para preservar recursos naturales en el país.

“Hasta ahora hemos centrado nuestro trabajo como institución en el desarrollo del ecoturismo en el Pico Duarte y el Parque Nacional Los Haitises, no obstante queremos evaluar las zonas más vulnerables que no son prioridad para el Ministerio de Medio Ambiente para trabajar en su preservación”, señala entusiasta.

 Iván le agradece a su esposa, Nanette Camarena, por ser su soporte en cada travesía que culminó.

Zoom

Su hazaña

En su cuenta de Twitter, Iván reconoce que la montaña es su pasión. Su primera experiencia fue a los 15 años cuando escaló el Pico Duarte. En 2005 subió al  Kilimanjaro;  en  2006    al cerro Aconcagua, en Argentina; en 2007 al Monte Elbrus, en Rusia; en  2011 se elevó hasta en el Everest, entre Nepal y China, y finalmente este año  subió al Carstensz, en Oceanía.