Los relojes de sol de César Sánchez

Esta obra, que será inaugurada en los próximos días, consta de cinco relojes y cada uno simboliza un tema relativo a la diabetes, desde el descubrimiento de la enfermedad hasta los tratamientos

El origen del reloj de sol es parte la historia del ser humano, y de su búsqueda por conocer el tiempo. Se impuso a otros sistemas por su regularidad y durante siglos fue el modo de medir el día.
Babilonios, griegos, romanos, egipcios, todos han aportado con sus estudios, al desarrollo de los relojes solares, aunque con el nacimiento del reloj mecánico se inicia su declive y en muchos países estos han pasado a ser más que nada atractivos turísticos.
En la República Dominicana, un estudioso de los relojes solares, el ingeniero César Sánchez, ha construido dos modelos en la urbanización Los Ríos. El primero, ubicado en la calle Soco, fue creado en 2009 y el más reciente -se empezó a construir el año pasado y ya está listo para su inauguración- está en la calle Paseo del Yaque.
Desde muy niño, en su natal La Romana, Sánchez sintió curiosidad por medir el tiempo de manera natural, pero fue en su vida de estudiante cuando desarrolló especial interés por la gnomónica.
“Toda esta inclinación nació por allá por 1981 cuando realicé mi primer diagrama solar circular para la ciudad de Santo Domingo”, cuenta.
El reloj de sol de Los Ríos. El ingeniero César Sánchez dice que tenía la idea de hacer este reloj desde hace mucho tiempo, pero la obra como está estructurada hoy día, como diseño inspirado en la enfermedad de la diabetes, fue concebida mientras estuvo interno en la Cárcel de Najayo por el famoso caso Odebrecht y a raíz de haber desarrollar diabetes durante ese proceso. “Mientras estuve ahí recluido me dedique a diseñar en mi mente cómo sería el reloj”.
Esta obra cuenta con cinco relojes: en uno tiene forma de círculo, por ser el símbolo universal de la diabetes, y al centro un colibrí que representa la lucha contra este padecimiento.
Así mismo, se puede leer fechas importantes como el 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes, también las fechas en que fue descubierta la patología y los nombres de sus descubridores.
“La razón por la que el círculo está inclinado es representando que solo se ha avanzado un 25 por ciento hacia la cura; el día que se descubra la cura definitiva, habrá llegado el momento de enderezarlo”, dice el ingeniero.
De igual forma, la obra fue dedicada al doctor Jorge Abraham Hazoury, médico endocrinólogo, diabetólogo y humanista dominicano, fundador del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (INDEN).


COMENTARIOS