Los rituales más tradicionales para el fin de año

789

Normalmente no faltan. El día 31 la gente va haciendo de estos rituales, parte de sus actividades: la botella de champaña -o en su defecto un espumante-, las uvas, el jarrito con carbón y cuaba para el incienso granulado, una prenda de vestir amarilla…
Así, con esta preparación transcurre el día que da paso a la Nochevieja o Fin de Año, tiempo en que la gente suele llenar sus corazones de deseos, nuevos proyectos, aspiraciones y esperanzas para obtener cosas que no pudieron o el tiempo no les alcanzó para lograr en el año que finaliza y que desean para este 2018.

Velas de colores

Dejar que estas se consuman totalmente: rojas, amarillas, blancas, cada color según la leyenda aporta un beneficio diferente. La amarilla aporta prosperidad, mientras que la roja se relaciona con la pasión y el amor.

¿Quieres viajar?
Quienes tienen los viajes como parte de sus proyectos de Año Nuevo suelen hacer suyo este ritual al compás de las doce campanadas a media noche del 31, salir corriendo por toda la casa llevando una maleta en sus manos.

Que no falten las lentejas
Están relacionadas con abundancia. En la antigua Roma se creía que podían convertirse en monedas de oro.

¡Incienso!
Sí, básicamente el granulado, con este se hace una humareda y se pasa por toda la casa. Es un símbolo para la buena energía y la prosperidad.

¿Y la escoba?
Es otro de los rituales curiosos de fin de año; se dice que ayuda a sacar todo lo malo de la casa.