Los teleféricos y la estación del Cibao obras importantes

Ramón Nuñez Ramírez

El Metro de Santo Domingo, la aprobación de la nueva Ley de Tránsito, la creación del INTRANT, el inicio de las operaciones del funicular Santo Domingo Norte, el primer picazo para la gran estación de autobuses del Cibao, así como el teleférico de Los Alcarrizos constituyen obras clave que junto a otras medidas que se están tomando y se van a implementar gradualmente en los próximos meses representan el inicio de la solución del caos del transporte de pasajeros en el Gran Santo Domingo.
Cuando en la Administración del Lic. Leonel Fernández se planteó la construcción de un metro, como forma de lograr una mayor colectivización del transporte, hubo muchas voces, algunas interesadas, que se opusieron tenazmente a ese proyecto, hoy la realidad de los miles de usuarios diarios del Metro de Santo Domingo les ha demostrado lo obtuso de sus posiciones.
El Metro de Santo Domingo, tan importante para los usuarios de bajos ingresos, no ha logrado reducir los taponamientos en las calles circundantes de las líneas existentes porque no se ha hecho realidad las rutas alimentadoras, que de seguro ahora con el INTRANT veremos funcionando antes del 2020.
Para organizar el tránsito interurbano el Gran Santo Domingo demandaba desde hace años terminales para los autobuses que vienen y van al interior, hasta ahora existen terminales privadas arrabalizadas, como la del kilómetro 9 de la Autopista Duarte, y en muchos casos las terminales son parques públicos como el Enriquillo o las propias autopistas. En fin un caos que entorpece la movilidad. Con la construcción de la gran terminal del Cibao se crea una organización de los autobuses y pasajeros que se trasladan desde y hacia el Cibao. De seguro el presidente Danilo Medina tiene en carpeta la construcción de una terminal para el Este y otra para el Sur que no requieren ser tan grandes como la del Cibao por el menor flujo de pasajeros.
El teleférico de Santo Domingo Norte es una gran obra de redención social que va a permitir un flujo de 54 mil pasajeros/día al través de sus cuatro estaciones y 5.0kilómetros, representa una magnifica inversión que abarata el desplazamiento de los sectores más pobres de la población, los del “ultimo quintil”, que dedican alrededor del 30% de sus ingresos al transporte y además podrán conectarse con las líneas del metro.
El teleférico de Los Alcarrizos, que estará listo antes de 2020, con sus seis estaciones y 11.0 Kilómetros y con capacidad de transportar 400,000 pasajeros/diarios es otra obra de redención social que permitirá desplazarse de forma rápida y barata a los habitantes de barrios marginados que también se conectaran con el metro y por ello el Presidente Medina, consciente de que aumentara la demanda, porque el teleférico viene a ser una especie de ruta alimentadora del metro, ya ha ordenado vagones adicionales. Otro elemento interesante del teleférico del norte y de la propia estación del Cibao es que pasajeros que lleguen de una de las provincias de esa región desde la central podrá abordar el teleférico o el metro y transportarse rápidamente y a bajo costo a su destino final, también de forma inversa cuando regresen al interior.
Con las inversiones en los teleféricos, la gran estación del Cibao, sacar de circulación 40 mil vehículos chatarra, estimular la conversión de propietarios de vehículos individuales a autobuses mediante la cooperativizacion, estableciendo las líneas alimentadoras del metro, aumentando elnúmero de autobuses de la OMSA, así como congelando los permisos para vehículos individuales, aparte de muchas medidas pendientes de aplicar por el INTRANT, no está lejano el día en que tengamos un Gran Santo Domingo con un transporte fluido y con usuarios gastando un menor porcentaje de sus ingresos para trasladarse a sus centros de trabajo.
Estas obras, junto al 911, la revolución educativa, la mejora de la planta hospitalaria y la democratización del crédito serán los principales legados, no los únicos, de los gobiernos peledeistas del Lic., Danilo Medina.


COMENTARIOS