Luis González: “Con China Ganamos un amigo”

08_06_2018 HOY_VIERNES_080618_ El País12 B

Expectativas.  Las relaciones diplomáticas con la República Popular China han generado en la sociedad dominicana muchas expectativas en diversos sectores de la sociedad. ¿Qué debemos esperar del gigante asiático?

Durante años Luis González dedicó mucho tiempo, esfuerzo para motivar en los medios de comunicación las relaciones diplomáticas y comerciales entre República Dominicana y la República Popular China, un sueño hecho realidad para el sinólogo, politólogo, catedrático y diplomático, quien define al gigante asiático como una nación amiga con la que los dominicanos vamos a consolidar la amistad, reciprocidad y la cooperación mutua en el escenario internacional.

Publicó el libro “China, El Ascenso del Dragón”: durante ocho años publica su columna periodística “Nihaomundo” y ha escrito decenas de artículos en diarios de circulación nacional, en revistas diversas, dentro y fuera del país, dictó conferencias, se presentó en programas de televisión y radio y colaboró con los representantes del Gobierno de China en nuestro país, como Wang Weihua, LiDong y Gao Shoujian. Desde octubre de 1916 ocupa el cargo de director de Relaciones con Asia y Oceanía en el Ministerio de Relaciones Exteriores.
De modo que para González, la sorprendente decisión del Gobierno dominicano de oficializar relaciones diplomáticas con la República Popular China y romperlas con Taiwán es “un paso histórico sin precedentes”. Ahora se abre una nueva etapa histórica entre nuestro país y la China de MaoTse Tung, Chou En Lai, Deng Xiao Ping y el actual presidente Xi Jinping.
“Con China ganamos un amigo. La amistad, la reciprocidad, la cooperación mutua en el escenario internacional”, comentó González, reconocido sinólogo dominicano. Sinología es el estudio del mundo chino, su idioma y su cultura, ejercido por personas ajenas a ella.
Para González es importante la transmisión de experiencias, saber hacer, como hizo China para salir, como ave fénix, de las cenizas “para convertirse en el Dragón en Ascenso, que es como lo he llamado, de no aparecer en las mediciones económicas, a convertirse en la primera economía del planeta medida en producto interno bruto (PIB) a Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), la de menor deuda con respecto a su PIB, la de mayor crecimiento en los últimos 35 años, la que tiene las mayores reservas en dólares del mundo, la fábrica del mundo, mayor exportador, mayor consumidor y mercado del mundo, donde están cuatro de los primeros cinco bancos del mundo en tamaño”. En fin, precisa el sinólogo, en China es donde se está produciendo la mayor transformación de la humanidad.
“Lo que interesa más a la mayoría, beneficios tangibles, en inversión extranjera directa en diversos sectores, que van desde infraestructuras, turismo, instalación de fábricas, etcétera, lo que se expresará en empleos, crecimiento económico para nuestro país, cooperación sur-sur en diversos sectores, esto último como parte de la propuesta de la Franja y la Ruta o Nueva Ruta de la Seda, que el presidente de China, Xi Jinping, ha hecho.
González confía en que importantes proyectos de desarrollo para nuestro país, que por alguna razón no avanzaron, serán retomados “y llevados a feliz término. Existe la voluntad política del más alto nivel para garantizar y dar todas las facilidades a la inversión de China en nuestro país, lo que viene es grande, siempre que se imponga esa voluntad de que el interés colectivo se anteponga a los intereses particulares y grupales. Pronto los dominicanos percibiremos los resultados”. Entre los proyectos en carpeta figura la construcción de un tren de Dajabón hasta Punta Cana y numerosas iniciativas en el sector agropecuario.
Aportes valiosos. “Primero que yo hay una larga lista de hombres y mujeres que aportaron para que estas relaciones diplomáticas fueran una realidad. Puedo mencionar a Rosa Ng, sin lugar a dudas, encabeza la lista, y muchos más, como Miguel Mejía, Roberto Santana, Alejandro Herrera, Inocencio García, Eduardo Alvarez, Manolo Pichardo, Alvaro Arvelo hijo, entre otros. Yo quizás hice más opinión pública con el caso, me especialicé y cuando se podía llamé la atención sobre la necesidad del establecimiento de esas relaciones. Reconozco las importantes entrevistas que me ha publicado el periódico HOY explicando por qué establecer relaciones diplomáticas con China.
El sinólogo González ha sido un colaborador permanente de los representantes de China en la RD, desde Wang Weihua, que fue el quinto, Li Dong el sexto y Gao Shoujian el séptimo. En fin, solo me considero un amigo ferviente y sincero de China y los chinos.
“No obstante, creo que otros dominicanos tienen más méritos que yo, pues aportaron más que yo para que esas relaciones se establecieran. Para ellos mis respetos. Al final, los protagonistas, los que legaron estas relaciones al país, son el presidente Danilo Medina, el Canciller Miguel Vargas, por la parte dominicana y la representante de la China en el país, Fu Xinrong.


COMENTARIOS