IMPLANTES MAMARIOS CON MICROCHIP

1C_¡Vivir!_03_2,p02

En la República Dominicana, los cirujanos plásticos y reconstructivos tienen a su alcance una nueva tecnología que permite guardar toda la información del procedimiento que queda como resultado de haber colocado un implante mamario. Se trata de un microchip.
Los microchips que tienen los implantes disponibles en el país garantizan seguridad y calidad a la paciente y permite conservar por años las informaciones de gran importancia que necesita un especialista de cirugía plástica y estética cuando la mujer quiera someterse a un nuevo procedimiento o hacer cambios en el tamaño elegido en su primera intervención.
El nuevo tipo de prótesis que guarda los datos de la paciente y el tipo de implante que ha sido colocado fue introducido al país por Luis Alberto de Castro.

Para el cirujano plástico Enriquillo Clime y el doctor De Castro, es de gran importancia que las mujeres que requieran implantes mamarios y tengan que cambiar de médico puedan tener garantizada la información básica de la práctica realizada. Y esto es válido para cualquier médico en cualquier lugar del mundo.
“La nueva prótesis fue lanzada en Europa con mucho éxito. Tiene colocado internamente, dentro de la copa, un microchip aprobado por la Food and Drug Administration (FDA), ya que tiene más de treinta años utilizándose en válvulas cardiacas y por primera vez se le coloca a las prótesis mamarias. Este microchip no tiene energía propia, o sea, que es pasivo y no tiene capacidad de ser un geo localizador”, aseguran los médicos.
De Castro explica que la prótesis trae en la etiqueta un número de serie de nueve dígitos, los cuales se introducen en las nubes y quedan mundialmente registrados.
Indica que el médico tiene un lector infrarrojo y con solo acercarlo a la paciente por encima de su ropa, aparece el código que se introduce a la computadora y ahí están disponibles todas las informaciones de cuando se operó, el nombre del cirujano, técnica quirúrgica, el tipo de prótesis, su procedencia, la calidad, entre otros datos.
En Europa fue lanzada hace cuatro años y entrará al mercado norteamericano en 2020, pero ya se está utilizando en América Latina en países como México, Colombia, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y en República Dominicana, desde hace dos meses con una gran acogida de parte de los cirujanos plásticos.
Implantes en cifras. Clime revela que el 80 % de las mujeres que se someten a cirugías de mama en la República Dominicana vienen del extranjero, el otro 20 % vive en el país.
Se trata, explica Clime, de la cirugía de mayor demanda en la población femenina en edad reproductiva, por lo que considera que el país está ante la imperiosa necesidad de garantizar acceso a tecnología que garantice calidad de los procedimientos demandados.
Las extranjeras vienen buscando calidad en los procedimientos y confianza de los profesionales, asegura Clime, quien dice que la nación ya ha visto pasar una sexta generación de implantes mamarios, lo que habla de actualización.
El profesional puntualiza que los cirujanos plásticos criollos viven permanentemente recibiendo actualización tecnológica.