Lula y Chávez lanzarán una refinería

http://hoy.com.do/image/article/189/460x390/0/C063DC6B-2B6B-4E03-8CD5-ABD3881D8D4C.jpeg

Recife (Brasil), (EFE).- Los presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y Venezuela, Hugo Chávez, colocarán hoy, viernes, la “piedra fundamental” de una refinería binacional en el nordeste del primer país como parte de la integración energética. Los dos jefes de Estado darán inicio a las obras de la Refinería Binacional Abreu e Lima, un proyecto en el que las petroleras estatales Petrobras y Petróleos de Venezuela (PDVSA) invertirán 2.500 millones de dólares a partes iguales, y que tendrá capacidad para refinar 200.000 barriles diarios de petróleo.

El encuentro en el Porto de Suape, un complejo industrial y portuario ubicado a pocos kilómetros de la ciudad de Recife, la capital del estado de Pernambuco, permitirá a ambos mandatarios sentarse a analizar otros proyectos de integración en el área energética, informaron hoy fuentes oficiales.

“Serán discutidos asuntos como la construcción de una planta petroquímica en Venezuela y de un tercer puente sobre el río Orinoco, también en Venezuela”, informó ayer la Presidencia brasileña en un comunicado.  La misma nota recuerda que Lula y Chávez se reunieron la semana pasada con el presidente argentino, Néstor Kirchner, para analizar la posibilidad de tender un gasoducto que una a los tres países y al que se puedan sumar otras naciones suramericanas.

La construcción de la refinería binacional en Pernambuco es fruto de los acuerdos de cooperación en el área energética que ambos países firmaron en febrero pasado.

“La refinería también es uno de los tres proyectos definidos en el memorando constitutivo de Petrosul que fue firmado por los ministros de Minas y Energía de Brasil, Argentina y Venezuela el 10 de mayo pasado”, según el comunicado de la presidencia brasileña.

La planta, por lo mismo, será una de los primeros proyectos concretos de Petrosul, como ha sido bautizada la asociación entre las petroleras suramericanas que Chávez defiende con entusiasmo desde el comienzo de su mandato. Los otros dos proyectos concretos de Petrosul ya acordados son el desarrollo conjunto de la cuenca petrolera del Orinoco en Venezuela y el de la cuenca marítima argentina.

La refinería será abastecida en parte con el crudo que ambas empresas pretenden extraer conjuntamente del Campo Carabobo, en la Faja Petrolífera del Orinoco venezolano y con reservas calculadas en unos 270.000 millones de barriles de petróleo.

El control sobre la planta, así como las inversiones y la operación, será dividido en partes iguales entre Petrobras, una empresa controlada por el Estado brasileño pero con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, y PDVSA, una de las mayores petroleras del mundo.

La previsión de ambos países es que la planta comience a operar en 2011 y permita a Petrobras abastecer de diesel, gasolina y gas licuado de petróleo el nordeste del país, una de las regiones más pobres de Brasil.

Además de ese proyecto, Petrobras y PDVSA tienen entre sus planes conjuntos una asociación para desarrollar los campos de gas de Mejillones, Patao y Dragón, en el norte de la península de Paria, en el estado venezolano de Sucre (este).

Petrobras, además, se ha comprometido a cuantificar las reservas del Campo de Carabobo.