Macron anula impuesto al carburante para calmar el malestar

A group of demonstrators wearing their yellow vest occupy a traffic circle, Wednesday, Dec. 5, 2018, outside La Mede oil refinery, near Martigues, southeastern France. Trade unions and farmers pledged Wednesday to join nationwide protests against President Emmanuel Macron, as concessions by the government failed to stem the momentum of the most violent demonstrations France has seen in decades.  (AP Photo/Claude Paris)

París.- EFE.- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, decidió ayer anular la tasa al carburante, en vez de suspenderla durante seis meses, como se había anunciado este martes, en un nuevo paso para intentar aplacar el malestar social encabezado por los “chalecos amarillos” .
Portavoces del Elíseo confirmaron a Efe esta decisión que supone una concesión más del Ejecutivo francés para intentar calmar las manifestaciones de los “chalecos amarillos”, movilizados desde el pasado 17 de noviembre por la caída de su poder adquisitivo.
Con este nuevo anuncio, el Gobierno francés pretende evitar a toda costa que se repitan este sábado las escenas de guerrilla urbana de la protesta del pasado 1 de diciembre en París.
A la anulación del impuesto al combustible -el que prendió la mecha del movimiento-, se unen otras dos medidas dirigidas a apaciguar la tensión social ya comunicadas el martes- la congelación de las tarifas de la electricidad y el gas.
El nuevo gesto de Macron a este movimiento contestatario sucede el mismo día que la Asamblea Nacional francesa sometió a votación la gestión gubernamental, aprobada por mayoría absoluta, con 358 sufragios de los diputados de La República en Marcha (LREM) de Macron y sus socios centristas, frente a 194 votos en contra.
Manifestantes celebraban la victoria.