Maduro prepara el terreno para castigar a diputados por supuesto atentado

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, prepara el terreno para procesar a parlamentarios opositores a quienes acusa de intentar matarlo: su Asamblea Constituyente se dispone a retirarles la inmunidad y llevarlos ante la justicia.

En la mira están el exiliado expresidente del Parlamento Julio Borges y Juan Requesens, detenido la noche del martes por el servicio de inteligencia.

Requesens fue capturado mientras Maduro lo acusaba de estar detrás, junto con Borges, de un supuesto atentado con dos drones cargados de explosivos el pasado sábado durante una parada militar en Caracas.

“Sin orden judicial llegaron a la residencia y se lo llevaron a la fuerza”, relató a periodistas Guillermo Requesens, padre del diputado de 29 años.

Requesens es copartidario de Borges en Primero Justicia, del excandidato presidencial Henrique Capriles.

Al informar este miércoles a la prensa sobre los avances de la investigación, el fiscal general, Tarek William Saab, dijo que tres de los siete detenidos ya fueron presentados ante un juez y que están en marcha los trámites para enjuiciar a Requesens.

Borges, quien el martes asistió en Bogotá a la posesión del nuevo presidente colombiano, Iván Duque, calificó por su parte de “farsa” la denuncia de Maduro de un “intento de magnicidio”.

“Todos sabemos que es un montaje para perseguir y condenar a quienes nos oponemos a tu dictadura”, escribió Borges en Twitter.

Maduro asegura que detrás de los hechos está el expresidente colombiano Juan Manuel Santos, quien al igual que gran parte de la comunidad internacional desconoció por “ilegítima” su reelección el pasado 20 de mayo.


COMENTARIOS